Zara cierra una de sus tiendas más emblemáticas en el mundo


  • Zara ha cerrado una de sus tiendas más emblemáticas a nivel mundial, con lo que parece establecer nuevas reglas de juego en retail.

  • El retail de moda se enfrenta a nuevas reglas de juego, ante el replanteamiento al que obligan los puntos de venta físicos.

  • Zara está en un momento clave en el que su apuesta contra el COVID-19 tiene que funcionar, para repuntar entre los lugares que ha caído en apparel.

El apparel es un mercado sumamente desafiantes, pues las marcas habían basado sus negocios en métodos tradicionales como el tráfico peatonal en tiendas físicas. Llegó la pandemia de COVID-19 y todo se cerró, obligando a la migración a digital.

Antes, la mejor apuesta que podían hacer las marcas era invertir en puntos de venta físicos, con una excelente ubicación, ahora la inversión está en digital, con entregas efectivas a los pedidos realizados.

Lo anterior ha llevado a las reglas del juego a cambiar hoy en día y las marcas han comenzado a apostar por canales, a través de los cuales se han definido nuevas reglas de operación digital.

Debido a esto el comercio electrónico parece haberse convertido en un ecosistema sumamente exitoso, concentrando la atención del consumidor, quien ya no puede acudir a tiendas físicas ante las restricciones impuestas para atacar la pandemia de COVID-19.

Estas restricciones han comenzado a causar enormes estragos en apparel, donde las marcas siguen una estrategia que ajustan a sus necesidades. Zara, por ejemplo, ha cerrado de forma masiva tiendas físicas, inclusive tiendas que han sido icónicas para la marca, tal como veremos en el siguiente análisis, pero Gap, por ejemplo, estrena tiendas no solo en España, sino tiendas intervenidas en Estados Unidos por diseñadores como Kanye West.

 

Este libro te enseña a invertir en la bolsa

El adiós a un clásico en retail

La pandemia de COVID-19 ha obligado a cientos de miles de tiendas a cerrar las cortinas de sus negocios para siempre y en algunos casos, la magnitud de las marcas que han tenido que decir adiós ha sido emblemático.

Este es el caso de Zara, que ha tenido que cerrar su tienda más icónica en Saint-Germain-des-Prés, con lo que se queda sin un espacio clave en París, capital de la moda y símbolo del éxito de las marcas de apparel, cuando logran consolidar puntos de venta en esta capital europea.

 

Cambios en Wunderman Thompson

 

La icónica tienda se encuentra a poca distancia de la aún más emblemática iglesia de Saint-Germain-des-Prés.

Zara ha dado a conocer el hecho en un letrero en el que advierte que comunica a su amable clientela que la tienda cierra de manera definitiva el pasado 22 de agosto por la tarde.

La llegada de Zara a París ocurrió en 1990, tras haberse expandido a Estados Unidos. En su arribo a la capital francesa abrió sus primeras tiendas en la zona de Ópera Garnier, cercana a los Grands Boulevard. Posteriormente se expandió a otras zonas comerciales como la tienda que ha cerrado este mes y que se despide de marcas vecinas como Armani, Mont Blanc o Weston.

null

null

Este cierre masivo de tiendas, sin distingo del lugar en el que se encuentran ha venido obedeciendo a una tendencia en que Zara está migrando a digital en un frenético brinco que sorprende, por la enorme apuesta que tiene en este canal.

Zara fue por décadas, una gran escéptica de las ventas en línea, de hecho, su sitio web tenía la misma función que un cartel, pero no ha sido hasta años recientes, que la marca se ha tomado en serio el medio.

Dicho esto, el cierre masivo de tiendas físicas, la migración de sus empleados de estos puntos de venta a centros de logística para atender la demanda online y la construcción de un enorme edificio dedicado por completo a la producción de contenidos para su sitio web patentan una ruta a seguir par el resto de marcas en apparel.



Publicado tambien en

    Leave Your Comment Here