Urge que la producción audiovisual se reactive: son muchas las familias que de eso viven » El Publicista

Al gobierno de la 4T (entiéndase por Tiesto florero), le vale madres que la ciudadanía se quede sin comer por la simple y sencilla razón de que no entiende la problemática ocasionada por el coronavirus en la sociedad capitalina: cree que con prohibirles aglomeraciones soluciona los problemas de contagio, pero crea otros de mayor repercusión.

Tal es el caso de las producciones cinematográficas o de series de televisión: a la fecha, conforme nos comenta Fernando de Fuentes, presidente de Canacine, se tienen detenidos ya 45 proyectos que no pueden iniciar o reiniciar sus trabajos porque Claudia Sheinbaum y su equipo “lo están pensando”.

Y entonces… ¿qué vamos a comer? Pues no coman, parecen decirnos los responsables. Que la industria fílmica se paralice es algo que acarrea infinidad de problemas para todos los involucrados. El Sr. de Fuentes está consciente de que la salud es lo primero, pero ya hay demasiada pobreza como para seguir exigiendo sacrificios a la gente del cine.

Deben de instituirse códigos sanitarios que permitan volver a reactivar la producción: que sea un sistema unificado que todos sigamos y respetemos. Pero ya, urge, antes de que nos muramos de hambre.

Ver fuente de esta publicación

    Leave Your Comment Here