Unilever hará un cambio en sus productos que impactará en la percepción del consumidor


En el presente año, se han producido varios cambios y se han acelerado algunas tendencias que se habían manifestado en tiempos recientes. Entre ellas se destaca una mayor preocupación por el medio ambiente por parte de distintos actores sociales y económicos, tal como sucede con Unilever.

La gigante de productos de consumo y primera necesidad ha externado sus planes para dejar una menor huella de carbono en el mundo y para ello incluso impulsará los cambios con sus proveedores.

Adiós a los comestibles fósiles

Esto debido a que Unilever anunció que, como parte de objetivo de alcanzar cero emisiones de carbono en sus productos piensa invertir mil millones de euros (uno 1.200 millones de dólares) para ayudar a sus proveedores a adoptar tecnologías que eliminen el uso de combustibles fósiles en la producción de productos de limpieza para 2030.

Al respecto, la dueña de marcas como Knorr, Dove, Axe, Tresemmé, Singal, Ben&Jerry’s y Magnum buscará que las formulaciones de productos de limpieza y lavandería empleen carbono renovable o reciclado.

Lo anterior quiere decir que buscarán apropiar fuentes como “CO2 capturado; plantas y fuentes biológicas; fuentes marinas como las algas; y carbono recuperado de materiales de desecho”, según explicó Unilever.

De tal forma, el objetivo con la iniciativa denominada Clean Future es reducir la huella de carbono en hasta un 20 por ciento de las formulaciones de productos de limpieza y lavandería, que incluyen marcas como Persil, Sunlight, Cif y Domestos.

“Clean Future es nuestra visión para reformar radicalmente nuestro negocio. Como industria, debemos romper nuestra dependencia de los combustibles fósiles, incluso como materia prima para nuestros productos. (…) Hemos visto una demanda sin precedentes de nuestros productos de limpieza en los últimos meses y estamos increíblemente orgullosos de desempeñar nuestro papel, ayudando a mantener a las personas seguras en la lucha contra Covid-19. Pero eso no debería ser motivo de complacencia. No podemos permitirnos distraernos de las crisis ambientales a las que se enfrenta nuestro mundo, nuestro hogar”, dijo Peter ter Kulve, presidente de atención domiciliaria de Unilever en una publicación de su blog.



Publicado tambien en

    Leave Your Comment Here