¿Servirá la crisis del coronavirus para afianzar la presencia de los robots en el retail y la atención al cliente?


PuroMarketing: Noticias de marketing, publicidad y marcas en Español

A medio camino entre la curiosidad viral y el elemento que podría cambiar realmente el modo en el que se vende y se gestionan los espacios de venta, los robots han sido una especie de nota de fondo durante los últimos años en cómo las empresas emplean la tecnología para afrontar retos de logística, gestión de retail o automatización de funciones.

Su entrada en las tiendas ha dado para notas curiosas y para noticias ‘feel good’ y, aunque los analistas ya avanzaban que en el futuro íbamos a verlos mucho más como herramientas de servicio y atención al cliente, los consumidores continuaban asumiendo que eran una suerte de curiosidad futurista.

Pero las necesidades que trae consigo el coronavirus podrían cambiar por completo las cosas. El hecho de que sea más importante que nunca mantener las distancias de seguridad y que haya que reducir la exposición del personal de las tiendas a la enfermedad podría impactar directamente en cómo se gestionan estos espacios y en cómo se incorpora la tecnología a los mismos. Podría, directamente, espolear la entrada de los robots en el retail, no solo en cuestiones logísticas sino también en ayuda al público.

De hecho, los analistas ya empiezan a ver el potencial de estas herramientas. Una de las analistas de Mintel ya apunta, partiendo de lo que se está viendo en Tailandia en tendencias entre los consumidores, que estos están cada vez más obsesionados con lo estéril y lo limpio. Quieren que las tiendas estén en las condiciones higiénicas más elevadas, lo que obliga a ampliar las medidas de control y de limpieza. En ese contexto entran los robots.

Un robot en un supermercado pre-crisis

Una de las cadenas de supermercados del país está empleando robots de alta gama, certificados por la OMS, para limpiar y esterilizar las tiendas. Desde Mintel creen que esto se podría convertir en un elemento al alza. Igual que el pago contactless ha crecido en estas semanas, podría hacerlo también en uso de robots.

De hecho, no solo los supermercados asiáticos emplean este tipo de soluciones. En Alemania, la cadena de supermercados Edeka, muy popular, ha empezado a probar un robot como gestor de atención al cliente. En uno de sus establecimientos están probando a dejar en manos de Pepper, su robot, como fuente de recomendaciones a los consumidores: se encarga de recordar las distancias de seguridad y otras medidas anti-coronavirus.

Y, según datos de una empresa estadounidense del sector de la robótica, Brain Corp, en marzo el uso diario de los robots que usan su sistema operativo en retail creció en un 13%,6%. la compañía, como recogen en Forbes, espera que los datos sigan subiendo. Las compañías los están empleando como elementos de limpieza. Los robots, que funcionan de forma autónoma, se encargan de limpiar y desinfectar las tiendas.

¿Se quedará tras la crisis?

Por tanto, las circunstancias están obligando a la industria del retail a descubrir más y mejor, por así decirlo, el poder de los robots y cómo pueden dejar en sus manos ciertas actividades y ciertas acciones, reduciendo el riesgo para sus propios empleados. Muchos serán los cambios que traerá el fin de la crisis del coronavirus a la vida cotidiana y al consumo y, quizás, este se convierta en uno de ellos.

En el futuro próximo, el retail tendrá que asumir mayor cargas en limpieza e higiene (por ejemplo, la ropa tendrá que ser higienizada cada vez que alguien se la pruebe) y también necesitará seguir manteniendo el distanciamiento social. Esto obligará a destinar más recursos al día a día de las tiendas y, en ellos, los robots podrían convertirse en una solución a las nuevas demandas.



Publicado tambien en

    Leave Your Comment Here