Señales que te indican que llegó la hora de renovar tu marca


Hay un momento en que la vida de una empresa debe hacer un alto y preguntarse cuál es su estado actual de salud: ¿es una empresa fuerte y que navega conforme a los tiempos actuales? O por el contrario ¿es una empresa a la que el tiempo la ha alcanzado y la hace lucir obsoleta? Esta evaluación debe ser muy sincera, pues de ello depende la percepción de su público actual y futuro. Una empresa es como un ente vivo: hay que alimentarlo, vestirlo, inyectarle energía o, por lo contrario, morirá de vejez. Reconoce los síntomas que tu empresa o marca te muestra cuando llegó el momento de renovarse.

El logo y la identidad de tu marca lucen viejos

En cuestiones de diseño, el mundo avanza con demasiada rapidez. Lo que hace cinco años era novedoso hoy puede verse obsoleto. Cuida que tu logo sea atemporal, es decir, que pueda verse siempre moderno y adecuado a los tiempos que corren. Es una excelente manera de renovar tu marca. Si ves que luce caduco, haz una reingeniería de imagen para que tu mercado no tenga la percepción de que tu marca es vieja.

Tu marca ofrece soluciones viejas

¿Has visto que lo que ofreces ya puede ser solucionado por otros servicios o tecnologías? Es momento de pensar en renovar tu marca y tus formas de trabajar, pues has dejado de ser competitivo. A nadie le interesa un negocio que se ha quedado obsoleto, pues no es rentable y la audiencia quiere algo que sea cada vez más útil. Tómalo en cuenta para renovar tu marca de manera adecuada. 

Tus valores de marca también lucen viejos

Una marca no solo se renueva con base en la imagen y lo que ofrece sino con lo que promete y lo que le dice a su audiencia. En ese sentido, el discurso y los valores de tu marca también deben leerse y sonar como algo acorde a los tiempos modernos. De hecho, debes tomar en cuenta que hoy el testamento de una marca ya no se enfoca tanto en lo que hará sino en lo que hace sentir a su audiencia.

Cuando las decisiones de la empresa inducen a una cadena de errores

Una marca es el reflejo de las decisiones que se toman en su seno más interno. Si tu marca ha ido cometiendo una serie de tropiezos y errores puede ser que los líderes de la misma no estén llevando a cabo su trabajo de manera correcta. Tal vez sea momento de que piensen en renovar esos puestos con alguien que traiga una idea más fresca e ideas más innovadoras.

Tu mercado se está haciendo viejo y escaso

Es verdad que ciertas marcas van dirigidas a un púbico muy específico, pero, por lo general, todas enfocan sus esfuerzos en mantenerse siempre visibles ante una cantidad de audiencia amplia. En caso de que notes que tu audiencia no se refresca y se mantiene estática, es momento de pensar que hacer para que tu púbico ser variado y joven. Tal vez el error está en que no has rejuvenecido tu discurso o tu imagen. O, por otro lado, que tu marca ya no es capaz de resolver lo que las audiencias más jóvenes desean.

La opinión sobre ella es de una marca que no ha evolucionado

Finalmente, la opinión de tu audiencia debe ser la más importante de todas, pues es ella el mejor juez que pueda existir para evaluar lo que está recibiendo. Escucha a tu audiencia: si opina que tu marca ha quedado atascada y no ha sabido evolucionar, son focos rojos que debes apagar cuanto antes.

También te pude interesar:

Los estados más seguros para viajar al cumplir los controles de sanidad ante covid-19

Apple y Google expanden su sistema de notificaciones de exposición de COVID-19

Pokémon Go dejará de funcionar en algunos smartphones iOS y Android



Publicado tambien en

    Leave Your Comment Here