¿Se va a sumar Twitter a la economía de la suscripción? La red social trabaja en esa dirección


PuroMarketing: Noticias de marketing, publicidad y marcas en Español

No hace tanto, cuando el VoD estaba en ese momento de expansión primera, YouTube lanzó su propio servicio de acceso a contenidos bajo pago. Este YouTube premium tenía un coste mensual, pero prometía acceso a contenidos exclusivos.

Tenían su propio abanico de series, series que no se colaron en listados de cosas que hay que ver ni tampoco llegaron a las temporadas de premios como los títulos más populares de los otros competidores de streaming (Apple logró en sus primeras semanas de actividad ya una hornada de nominaciones a los Globos de Oro). Aunque en un primer momento tuvo mucho eco en los medios, el YouTube premium se quedó en una suerte de fiasco.

Aun así, los modelos de suscripción – y a pesar de que los analistas señalan que los consumidores empiezan a mostrar signos de agotamiento ante las suscripciones – no han caído. Algunas compañías los están probando en otras áreas, por ejemplo en noticias, y otras están probando nuevos modelos de negocio.

La publicidad se ha vuelto demasiado poco rentable y la crisis del coronavirus ha hecho que más y más empresas necesiten encontrar nuevas vías de ingresos y de financiación. Twitter podría ser una de ellas.

Que Twitter está trabajando en un modelo de suscripción no es exactamente un rumor aunque tampoco es un anuncio claro de un giro en la actividad.

Twitter está trabajando en un sistema de suscripción, como ha dejado claro una oferta de trabajo en la que busca a un ingeniero de software senior. Este ingeniero trabajará en un equipo que se está centrando en sistemas de pago y modelos de suscripción.

Como explica The Wall Street Journal, el trabajo de Twitter en este terreno estaría vinculado a la necesidad de encontrar nuevas vías de ingresos. Los inversores presionan a la red social para que aumenten sus ingresos y lograrlo es, de hecho, la pieza clave de una tregua establecida entre el CEO de la compañía, Jack Dorsey, y un grupo de inversores descontentos con la dirección de la compañía.

Pocos datos en un escenario de cambios

Poco más se sabe. Fuentes cercanas han explicado al Journal que ahora mismo están trabajando en varias iniciativas para generar ingresos y que no hay ninguna decisión final sobre productos.

Por tanto, no se puede saber qué es exactamente lo que Twitter está haciendo y qué podría lanzar, aunque las posibilidades son muy amplias. ¿Será una vía para monetizar los contenidos de los usuarios más populares? ¿Abrirán la puerta a nuevos tipos de contenidos? Todo es simplemente hacer castillos en el aire hasta que no se sepa mucho más sobre el proyecto.

Aun así, cabría preguntarse si los usuarios estarían dispuestos a pagar por algo en Twitter. Para las redes sociales, que han establecido su éxito en un modelo de acceso a contenidos gratuito, lograr cambiar los hábitos de sus usuarios podría resultar muy complicado.

En los últimos meses, eso sí, Twitter ha empezado a probar nuevos formatos de contenidos. Está trabajando en su propia versión de las stories, que ya se están probando en beta en varios países. Además, en medio de la crisis del coronavirus, ha tenido un boom de crecimiento de usuarios. Más necesitados que nunca de información, los usuarios han vuelto en masa a Twitter para seguir las últimas horas.



Publicado tambien en

    Leave Your Comment Here