Rip por el restaurante Sir Winston Churchill’s » El Publicista

Entre las bajas provocadas por la pandemia debemos incluir al Restaurante Sir Winston Churchill’s, que primero se volvió icónico por su ubicación sobre el Anillo Periférico, a unos cuantos metros de la Fuente de Petróleos, en un señorial chalet inglés. Y luego se hizo célebre por lo bien que ahí se comía: su sopa inglesa era de antología.

Al Churchill’s le faltaba poco para cumplir 50 años: su fundador fue un señor Rey Fernández Ruiz, quien manejó al restaurante siempre con la ayuda de su señora. No queremos saber cuánto pagaban de renta, pero debe de haber sido un buen billete porque Polanco es ya lo más caro de la CDMX.

Cierre que, lo que es la vida, resultó en un magnífico negocio para Morton Subastas, quien organizó a propósito una subasta de lo más exitosa: de los 250 lotes que se armaron con muebles, cuadros, vajillas y demás, se vendieron todos por una suma que sobrepasó los seis millones de pesos.    

Vamos: se vendió hasta la cava y el piano de cola. La pieza que más alto se cotizó fue un retrato al óleo de Winston Churchill, pintado por Renato Fratini, que se remató en 430 mil pesos.

Yo, como buen publicista, voy a hacer una pregunta un tanto cuanto indiscreta: ¿y quién se quedó con el letrero de la entrada, que era magnífico?

Ver fuente de esta publicación

    Leave Your Comment Here