Redes antisociales


PuroMarketing: Noticias de marketing, publicidad y marcas en Español

La importancia que las redes sociales tienen en nuestros días es innegable, su trascendencia, su capacidad de generar opinión, su impacto. Quizás por ello, quizás por su fulgurante poder comunicativo, por su utilización masiva y sin control, se está consiguiendo diluir la misión para la que fueron creadas.

En la actualidad las redes sociales son capaces de manejar electorados, crean ideas y opiniones divergentes de manera masiva, han dado auge a ideologías que creíamos extinguidas o al menos muy minoritarias, a través de las redes sociales se dan grandes estafas (es podido presenciar más de una con el “beneplácito” de cierta red social muy conocida) todo estos son efectos que creo muy negativos de esas herramientas que pretenden ser sociales. De igual manera, poseen su lado positivo, estas mismas redes son o sirven de compañía para muchas personas, permiten dar opiniones, abren un canal de relación y de comunicación con personas y empresas, sirve para viralizar cualquier cosa de importancia (e idioteces) en minutos, permite a muchas empresas mejorar sus servicios de atención al cliente, nos permite tener valoraciones sobre cosas que otros han probados y que no conocemos, con todos esos efectos positivos y negativos de las redes podemos concluir que quienes no están en las redes, o mejor dicho, quienes no son alguien en las redes, parten con un gran déficit en cualquier ámbito, pues son la fuente de información a la que más se acude para multitud de cosas.

El gran auge de todo este sistema de comunicación “alternativo” que se ha creado a los tradicionales y que creo por impacto, está fagocitando a esos otros medios más tradicionales, provoca que los efectos positivos convivan con los negativos a partes iguales en las redes sociales. También sabemos que todo nuevo sistema o herramienta de éxito, genera su propio “cáncer” y que de no tratarlo, suele acabar con el sistema o reduciendo el impacto. Las redes sociales también tienen su propio cáncer, ese no es otro que los que intentan manejarlo en un sentido interesado, los trolls, las fake news, los influencers que no influyen, en definitiva, la mentira o la verdad inexacta o interesada. Da la sensación de que la importancia de las redes sociales, que ha crecido exponencialmente en nuestra sociedad no solo por uso sino por la relevancia que han tomado, nos está sorprendiendo, casi que nos coge de sorpresa y esto lo digo pues no creo que se esté actuando de forma adecuada para reducir ese cáncer o para extirparlo. El nivel de manipulación que se percibe en estas redes sociales (en todas) van creciendo junto con su potencial en cuanto usuarios y esto en un medio masivo es muy, muy peligroso por sus efectos.

El anonimato, la impunidad sobre la mentira, aceptar la calumnia como algo natural que se puede dar en las redes, que se generen opiniones basadas en bulos y mentiras, todos eso hace que una herramienta que creo de las más relevantes desde punto de vista de comunicación entre personas, donde ahora mismo todas las personas y por supuestos todas las organizaciones quieren estar presente y quieren comunicarse (para muchas empresas se han convertido en el principal canal de relación, el más importante a nivel estratégico) a través de ellas corran importantes peligros desde muy diversas esferas. Por esto mismo cada día me sorprende ver como existen empresas dedicada a generar mala reputación a través de la mentira o el bulo con absoluta impunidad, veo como se contratan profesionales para derrocar a competidores con malas formas comunicativas, como existen noticias que a través de las redes se viralizan sin ningún sentido con un evidente sentido manipulativo, comprobamos como prácticas idiotas e incluso peligrosas, se difunden como un mal virus entre nuestros jóvenes, se ven acciones de cyberbulling sin consecuencias, todos estos son los efectos cancerígenos de estas redes, pero lo que más me importa es que no se ponen límites, ni hay grandes medidas preventivas a estos males mezclándolo con ciertos conceptos (de forma interesada claro) que en mi opinión no tiene nada que ver con estos perjuicios.

Si prolifera esta enfermedad (y proliferará por que en mi opinión quienes controlen la redes, controlaran el mundo y eso es mucho poder) que afecta a las redes sociales, las consecuencias serán las lógicas, en primer lugar vivir en una realidad paralela que nada tiene que ver con la que se esta dando o peor aún, imponer esa realidad paralela o la que le apetezca a quienes controlen las redes. Otro efecto será el éxodo de personas de esas redes, con el tiempo solo quedaran reductos para grupos con ciertos intereses, las empresas tendrán que cambiar sus estrategias de comunicación en estas redes por varias razones, por ser poco fiables, porque añadiran poco valor a su branding o simplemente porque su presencia en redes podría implicar una gran vulneralidad desde el punto de vista corporativo. En fin, nada bueno se avecina si no se controla todo lo nocivo que acarrea cualquier medio de comunicación y de interacción entre personas.

Creo que para subsanar o evitar todos estos efectos es necesario la creación de órganos controladores que monitoricen la aparición de cualquier célula cancerígena en el medio, la prioridad de una legislación que garantice una utilización sana del medio, mantener en el medio todos las garantías de libertad de las que disfrutamos en nuestra sociedad, que el anonimato no sea una característica posible para hacer daño a cualquier nivel, y que todo ello se adapte a través de un acuerdo global a nivel mundial, pues si no, siempre habrá vías de escape para quienes quieren utilizar esta redes para ser nocivos de cara a la sociedad. Creo que todo esto es necesario, que ya vamos tarde para realizar y tomar medidas que prevengan posibles “enfermedades” y por tanto, grandes daños en el sistema de comunicación, así como también creo necesario que se extirpe con medidas todos lo que ahora se esta engendrando y que puede acabar con las redes sociales. Estas en poco tiempo determinarán la clase de sociedad que seremos y no podemos hacer que lo decidan ciertos colectivos o personas manipuladoras.

Creo que las redes sociales es unos de los hechos que marcarán el destino de nuestra sociedad a nivel global que la diseñarán, es unos de los fenómenos más importante en nuestra historia como especie, por la magnitud, por su efecto, por su impacto, por su cobertura, y sin embargo veo que se toma como un hecho menor y que no se le presta atención adecuada a sus necesidades para que sea un instrumento positivo para nuestra sociedad, si de verdad queremos que ese efecto que ya logra y que aún está en ciernes, sea un efecto positivo y potenciarlo para una mejor sociedad tenemos que empezar a dar grandes paso en su gestión y legislación. Esto es absolutamente necesario si realmente queremos que hagan honor a su nombre y no se conviertan en redes antisociales.



Publicado tambien en

    Leave Your Comment Here