No les hagamos el caldo gordo, con el pretexto del coronavirus, a los fabricantes de anti-bacteriales, alcohol, jabón, papel higiénico y demás… » El Publicista

Lo importante es la limpieza.

Veo a la sociedad mexicana como si estuviera viendo una película cómica, de cine mudo, en donde todo mundo corre y/o actúa como loco, grita, llora y no resuelve nada.

Para variar, el gobierno está hecho bolas y el Secretario de Salud luce más preocupado por hacerle la barba a su jefe que por llevar a cabo una campaña de comunicación que deveras oriente a la ciudadanía. El caos ha redundado en beneficio de comerciantes sin escrúpulos, que venden a precios de oro los tapa-bocas. El gel, el alcohol y muchos otros productos dizque “necesarios” para luchar contra la epidemia. Y se nos ha olvidado lo más elemental: consultar a un virólogo. No a un epidemiólogo porque la especialidad de este no está a la altura del problema: debe de ser un virólogo.

Es fácil encontrar uno porque de la escuela se reciben como licenciados en química farmacobiológica. Yo tengo un familiar que se dedica a ello, desde hace muchos años y por eso posee una gran experiencia. Ella, porque es una dama, dice que no hay como lavarse las manos con detergente. Ni siquiera con jabón de tocador: es mejor el detergente como agente bactericida. (Y es más barato).

De igual manera, si no encuentras en el anaquel gel antibacterial o alcohol embotellado, querido lector, es mucho más económico y eficaz que te enjuagues las manos con vodka. Incluso es mejor el Tonaya, el aguardiente de los teporochos que cuesta 32 pesos el galón. Como es puro alcohol es magnífico como desinfectante. Nomás no te lo tomes. Si vas a tomar algo, nada como una copita de vino tinto: las marcas nacionales son magníficas.

A lo que quiero llegar, querido amigo, es a pedirte que no te contagies de la psicosis colectiva y no toleres abusos por parte de fabricantes que nomás están esperando cualquier pretexto para forrarse de lana a costa del dolor del público consumidor. No se vale. Mientras exista el Tonayita no tenemos porqué soportar  esos abusos… ¡y salud!

Ver fuente de esta publicación

    Leave Your Comment Here