Nike dejará de distribuir sus tenis en estas tiendas por una simple razón


La primera mitad del año ha sido muy complicada para la gran mayoría de las marcas y los negocios, en especial, el sector retail ha sufrido un ¡impacto significativo, uno que ha motivado a grandes marcas como Nike a redefinir su estrategia.

En su más reciente reporte financiero, la firma deportiva dejo claras dos cosas, iba a emprender una reestructura para acelerar su “transformación digital”, y que esto implicaría cambios radicales en posiciones y negocios; ya se conocen algunas de ellas.

Apostar por el modelo directo al consumidor

Uno de estos signos es el que se difundió el martes relacionado con el hecho de que Nike está terminando su relación de negocios con grandes marcas mayoristas.

De acuerdo con analistas de Susquehanna Financial Group, entre las firmas con las que la marca del swoosh ya no venderá sus sneakers son City Blue, VIM, EbLens, Belk, Dillard’s, Fred Meyer, Bob’s Stores, Boscov’s y Zappos.

Al respecto, otro informe, este de Business Insider, añade que Nike confirmó que está recortando el número de “socios estratégicos” con los que trabaja, aunque no confirmó si la lista de mayoristas es la que se refirió por empresa privada de comercio mundial y tecnología.

“Nike tiene una visión audaz para crear el mercado del futuro, uno estrechamente alineado con lo que los consumidores quieren y necesitan. (..,) Como parte de nuestra estrategia de Aceleración Directa al Consumidor recientemente anunciada, estamos duplicando nuestro enfoque con Nike Digital y nuestras tiendas propias, así como con un número menor de socios estratégicos que comparten nuestra visión de crear una compra consistente, conectada y moderna. experiencia”, dijo la compañía en un comunicado al medio.

Digitalización, el camino

Lo dicho por la marca refuerza su plan anunciado en junio pasado, cuando dijo que tuvo ventas por 37 mil 403 millones de dólares, por debajo de los 39 mil 117 millones reportados el año pasado, algo que la firma atribuyó a la caída durante el cuarto trimestre en el que su negocio se desplomó un 38 por ciento (periodo en el que se desató la pandemia de COVID-19).

En aquel momento, Nike recalcó que las ventas online permitieron compensar, en parte, la desaceleración del retail de ladrillo y mortero debido al cierre temporal de tiendas. En ese sentido, el CEO John Donahoe dijo que el camino apuntaba hacia la digitalización: “Continuamos invirtiendo en nuestras mayores oportunidades, incluido un mercado digital más conectado”.

Pero, además de la digitalización, reforzando sus canales de comercio electrónico y emprendiendo tiendas repletas de tecnología que garanticen una mejor y más personalizada experiencia al consumidor, también la firma de Oregon está eliminando intermediarios para llegar a sus clientes.

La decisión referida esta semana refuerza lo hecho con anterioridad, cuando en noviembre del año pasado se alejó de Amazon. Si bien aún mantiene lazos con algunos terceros, como el caso de Mercado Libre en México, la realidad es que Nike apunta a ir solo en el camino. “Los analistas de Wells Fargo comentaron que con el poder de la marca Nike, el gigante del atletismo no necesitaba asociarse con nadie “solo por el bien de la distribución””, recuerda un reporte de Retail Dive.



Publicado tambien en

    Leave Your Comment Here