Los marketeros saben que innovar es crucial, pero no tienen tiempo para hacerlo


PuroMarketing: Noticias de marketing, publicidad y marcas en Español

En la lista de cosas que los marketeros deben hacer para seguir siendo eficientes en estrategia de marketing y para lograr los mejores resultados para sus empresas, hay varias cuestiones clave que los analistas y los expertos han insistido en los últimos años que no deben perderse de vista. Los responsables de marketing deben entregarse a una formación constante, para ser capaces de seguir el ritmo de los cambios de mercado y para adelantarse incluso al mismo.

También deben ser creativos, porque la creatividad es lo que hace que sus mensajes sobresalgan en medio del ruido generalizado de lo que la industria está lanzando. Y, por supuesto, necesitan ser innovadores. Las empresas han comprendido que la innovación es lo único que hace que no se queden obsoletas y en lo que deben apostar si quieren seguir siendo relevantes.

Los marketeros son también plenamente conscientes de este punto, pero también de que su margen de maniobra para ser innovadores es muy limitado.

Los marketeros saben que la innovación es importante, pero reconocen que pasan muy poco tiempo innovando. El 84% de los marketeros reconoce en un estudio de la Association of National Advertisers (ANA) que tienen muy presente que el futuro del crecimiento de la marca estará conectando con la innovación y con la tecnología.

A pesar de ello, el 45% de los encuestados reconoce que solo pasa el 25% de su tiempo o menos trabajando en ambas. El estudio confirma que existe una desconexión entre lo que los marketeros creen que es importante y a lo que están realmente dedicando sus esfuerzos.

Como concluyen en el propio análisis y recoge Marketing Dive, esto ocurre porque los marketeros tienen muy poco tiempo. Dado que necesitan gestionar en todo mundo una creciente lista de tareas y demandas y que su horario de trabajo está marcado por la urgencia de lo que manda el tiempo presente, no pueden hacer mucho más.

Si tienen que responder a problemas urgentes y a cuestiones ‘para ya’, no pueden pararse a formarse y a adquirir nuevas capacidades. No pueden trabajar en tecnología e innovación, porque no les queda más tiempo para ello.

Un problema en el mundo del coronavirus

Esto puede ser un problema especialmente notable en estos tiempos porque si algo ha dejado claro la crisis del coronavirus es que la experiencia digital y la tecnología son cruciales para seguir siendo operativos y para conectar con los consumidores. Se espera que en el mundo post pandemia lo siga siendo, pero las empresas poco podrán hacer para cambiar las cosas si no tienen el tiempo necesario para sentarse a hacerlo.

De hecho, y para reforzar este punto, la encuesta ha demostrado que la mitad de los marketeros que había hecho una inversión en innovación y automatización previa a la crisis del coronavirus fueron quienes lograron hacer el cambio más rápido. Fueron quienes se adaptaron más rápido y de un modo más eficiente a los retos de la pandemia.

El estudio apunta que el 90% de los marketeros espera invertir más en digitalización una vez que se vuelva a una cierta calma y normalidad, en el mundo post coronavirus.



Publicado tambien en

    Leave Your Comment Here