Los eventos de Marketing y Publicidad se enfrentan a un panorama desolador y cada vez más complicado


PuroMarketing: Noticias de marketing, publicidad y marcas en Español

El Mobile World Congress fue el primero en echar el cierre por la crisis del coronavirus, mucho antes que ningún otro congreso y antes también de que se tuviese claro qué iba a ocurrir en Europa. Semanas después, la cantidad de eventos suspendidos a modo de precaución primero y luego por las medidas de confinamiento iba en aumento. Los congresos, los eventos de marketing y las conferencias tuvieron la misma suerte de los eventos deportivos y que las demás actividades que concentraban a grandes cantidades de personas. Tuvieron que echar la persiana.

A finales de marzo, el sector ya daba por perdido el período. Según señalaban entonces desde la Asociación de Ferias de España a CincoDías, a finales de marzo ya se habían cancelado un centenar de ferias y congresos en España y el sector daba por paralizada “casi por completo” la actividad hasta junio. En Europa, las cancelaciones se contaban entonces por encima de las 3.300.

Algunos, como ocurrió con el Festival de Cannes, aguantaron hasta el último momento con sus fechas previstas, antes de desplazarlas a otros momentos más tardíos del año (o directamente cancelar la edición 2020 para moverla a 2021, como ha ocurrido con muchas grandes citas). Otros han intentado migrar la experiencia a formatos virtuales.

Lo que más o menos todos han tenido claro ha sido el mantener una cierta esperanza. Cuando la pandemia pase y cuando los confinamientos terminen, se podrá volver a recuperar el calendario de ferias, eventos, congresos y grandes encuentros con muchas personas. Sin embargo, esa esperanza empieza a flaquear también. ¿Se podrá en los próximos meses reunir a grandes cantidades de personas? ¿Será posible dar entrada al público masivo de los grandes eventos? Es cada vez más cuestionable.

Las voces de la industria, como explican en La Vanguardia desde el sector, no creen que se recupere la actividad hasta septiembre, dado que aunque el confinamiento acabe el mayo (o incluso en junio) los meses de verano no son momento de eventos y congresos. Habrá que esperar hasta septiembre y la vuelta a la normalidad tras el verano.

¿Volverá realmente la normalidad?

Pero, además, hay cada vez más dudas de que el fin del confinamiento y el paso de la pandemia supongan volver a la normalidad pre-crisis. Los eventos deportivos pueden servir como guía. La industria está ya trabajando bajo la hipótesis de que es probable que no se puedan celebrar partidos con público hasta al menos dentro de año y medio. Las cantidades de asistentes a los partidos de fútbol son muy elevadas (mucho más que ningún congreso o feria), lo que supone una concentración de personas muy elevada y muy peligrosa hasta que el virus no esté por completo dominado.

“Como científico, odio decir que estoy al 100% seguro de algo, pero estoy más cerca del 100% que nunca de que no podemos volver a llenar los estadios hasta que tengamos una vacuna. Punto”, incidía el epidemólogo Zach Binne en los medios británicos, tal y como recoge Marca. Hasta que no exista una vacuna, es probable que no se permitan las grandes aglomeraciones de público. Eso lastraría la posibilidad de volver a sentar a decenas de miles de personas viendo un partido de fútbol, pero también el abrir las puertas de una feria o de un evento muy popular.

De hecho, algunos epidemólogos ya señalan la posibilidad de que las medidas de distancia social tengan que mantenerse hasta al menos 2022. Es lo que señala una investigación que acaba de ser publicada en la revista Science. Según sus conclusiones, las medidas de confinamiento únicas no serán suficientes y durante los próximos años habrá que establecer medidas de protección. La enfermedad no desaparecerá, concluyen, este verano.

Quizás, todo esto obligue a pensar a más tiempo vista. El Mobile World Congress ya ha cerrado su presencia en Barcelona hasta 2024, ampliando en un año el tiempo previsto previamente. Quizás, y es la otra alternativa, durante estos tiempos habrá que centrarse en usar herramientas alternativas. Este podría ser el gran momento de las ferias virtuales y de los webinars.



Publicado tambien en

    Leave Your Comment Here