Los ciudadanos ya temen más el impacto económico del coronavirus que el contagio


PuroMarketing: Noticias de marketing, publicidad y marcas en Español

¿Cómo está cambiando la crisis del coronavirus el consumo y cómo lo habrá cambiado para siempre una vez que esto pase? Esa es una de las grandes preguntas que se hacen las empresas, que necesitan ajustar sus estrategias a estas situaciones y a estos resultados.

El último de los estudios que ha analizado el impacto de la crisis en los consumidores llega de Kantar, que ha realizado un análisis global sobre lo que los ciudadanos temen, consumen y esperan.

Posiblemente, y teniendo en cuenta que la situación se trata de una alerta sanitaria, lo que más preocupa a los ciudadanos pueda resultar sorprendente. A los ciudadanos en todo el mundo lo que más les preocupa es la situación financiera. Como explican en la conclusiones de Kantar, esto ocurre de forma global y se va haciendo más grave a medida que la pandemia progresa. A medida que se suman semanas de confinamiento y que más países se ven afectados por el coronavirus, la preocupación por la situación económica crece entre los ciudadanos.

De hecho, aunque el crecimiento más abrupto del temor por el impacto en las finanzas personales ha sido en Reino Unido y en Estados Unidos, el crecimiento aparece en todos los países que Kantar ha usado como baremo para comprender cómo el coronavirus está afectando a la vida cotidiana. En España, el 88% de los ciudadanos está preocupado por el impacto que tendrá en su economía. En la anterior oleada de encuestas era el 85%.

Fuente Kantar

Los ciudadanos reconocen que el impacto económico se está ya notando. Según los datos de Kantar, el 71% de las personas (de todo el mundo) asegura que sus ingresos en el hogar se han visto afectados o lo harán en el futuro por culpa del coronavirus. En el caso de los millennials, la cifra sube al 78%. Los millennials son uno de los grandes perjudicados por esta crisis.

La preocupación por el impacto en las finanzas personales es tal que ya ha superado a la preocupación por contagiarse. Un 50% de los ciudadanos está, a nivel global, preocupado por enfermar. Frente a ello, un 60% teme por la capacidad para una recuperación económica y un 68% asegura que necesitan ser más proactivos a la hora de planificar sus gastos.

Estos datos son, en general, malas noticias para las empresas. Cuando los consumidores están preocupados por el gasto y sienten una cierta inestabilidad financiera, suelen reducir sus patrones de gasto. El consumo suele verse resentido en este tipo de situaciones.

También, y volviendo a los datos de Kantar, las empresas deben ser conscientes de que habrá un antes y un después de la crisis del coronavirus. Los jóvenes adultos no solo son los que más van a notar el impacto económico de la situación, sino que además están ya cambiando sus hábitos de consumo. Un 59% de los consumidores de entre 18 y 34 años asegura que está comiendo más sano, un 57% que están usando este parón como una oportunidad para cambiar cosas y un 48% que hace ejercicio más a menudo.

Lo que esperamos de las empresas

Las compañías y las marcas no solo deben ser conscientes de que el mercado está cambiando y que los consumidores están reorganizando sus prioridades, sino que también necesitan ajustar sus acciones para seguir siendo relevantes y para estar a la altura de las expectativas. Los consumidores las tienen y muchas. El estudio de Kantar es el último que insiste en que los consumidores esperan de las empresas que estén a la altura de las circunstancias, que entren a apoyar el bien común.

El 47% de los consumidores espera que las empresas apoyen a los hospitales durante la crisis (en la anterior oleada eran el 41%). También aumentó la expectativa de que las empresas se pongan al servicio de los gobiernos.

Los ciudadanos quieren que las marcas actúen, pero que lo hagan de un modo que sea práctico y que realmente ayude. Un 31% de los consumidores quiere que las marcas les ayuden en su día a día. Como señalan desde Kantar en las conclusiones, todo apunta a que el modo en el que se comporten las marcas y las empresas ahora mismo será algo que los consumidores recuerden y tengan en cuenta tras la pandemia.



Publicado tambien en

    Leave Your Comment Here