logra captar ya a 50 millones de suscriptores


PuroMarketing: Noticias de marketing, publicidad y marcas en Español

El lanzamiento de Disney+ en Europa ha sido extraño. La llegada de la plataforma era una de las grandes noticias esperadas para el arranque del año y uno de los grandes temas que marcaban la agenda para el mes de marzo. Eso, por supuesto, en el mundo pre-coronavirus. Una vez que la enfermedad se expandió por Europa y se convirtió en una pandemia de alcance global, que obligaba a los diferentes países a ir confinando a sus ciudadanos en sus hogares, Disney+ dejó de ser noticia del momento.

Eso no impidió que la cosa siguiese adelante y, aunque hubo quienes pidieron a la plataforma que retrasase su llegada a Europa para no sobrecargar más las redes (las plataformas VoD están emitiendo con una calidad más reducida de imagen para evitarlo), Disney+ abrió sus puertas en Europa el día en el que estaba previsto, por delante de la fecha que se había planeado en un primer momento y que había adelantado a principios de año.

En España, Disney había estado apostando por una completa estrategia de marketing y de publicidad que había calentado motores en las semanas previas. Su acuerdo con Telefónica, que integró a Disney+ entre los servicios de los clientes de Movistar, hizo que se estrenase ya con un parque de clientes muy amplio.

Tener a tu público cautivo en casa parece propicio para el éxito y, aunque en términos generales a Disney no le compensa la situación (la compañía está perdiendo dinero en publicidad, por culpa de sus parques cerrados y en estrenos que han tenido que ser reposicionados), a Disney+ le sirvió para tener un público especialmente receptivo. De hecho, los primeros días del confinamiento había quien en redes sociales se preguntaba si Disney no podría adelantar los plazos para llenar sus horas con contenidos.

Disney+ ya tiene 50 millones de suscriptores

Los números de Disney+ son optimistas. Su llegada al mercado europeo (pero limitado a unos países) e indio ha ayudado a que aumente su número de suscriptores de forma notable. A pesar de que no es todavía una plataforma global y a pesar de que está solo presente en unos cuantos países, Disney tiene ya 50 millones de suscriptores.

Son buenos números si se tiene en cuenta, como explican en The Drum, que Disney esperaba llegar a la horquilla de los 60 a 90 millones en 2024. Está a 10 millones de su objetivo, con presencia geográfica limitada y a 4 años todavía de su plazo marcado.

¿En qué está la base de este crecimiento? La clave está en la llegada a los países de Europa en los que ha entrado (entre ellos, España) pero también en el momento. El confinamiento ha aumentado el consumo de servicios VoD y Disney ha ganado con ello en suscripciones.

Antes de llegar a Europa, la plataforma tenía 28 millones de suscriptores, repartidos por Estados Unidos, Holanda, Canadá, Australia y Nueva Zelanda. Sumando Italia, Irlanda, Reino Unido, Austria, Alemania, Suiza y España ha llegado a los 50 millones. Están todavía lejos de los 167 millones de clientes de Netflix, cierto, pero Netflix es una plataforma global y con muchos más años de vida. En 5 meses, recuerdan en el medio británico, Disney+ ha alcanzado un tercio de la cifra de su competencia.

El poder de la marca

Por supuesto, a este listado de razones para los buenos números hay que sumar un dato crucial, el del poder de la marca Disney. Disney es, no olvidemos, uno de los principales gigantes del entretenimiento, pero también una de las marcas más valiosas del mundo.

Su plataforma da acceso a sus valorados contenidos, pero también a los de sus igualmente poderosas propiedades, como Marvel y Star Wars. Son marcas con mucho tirón, con un público muy fiel y con una capacidad de conexión con las audiencias brutalmente poderosa.



Publicado tambien en

    Leave Your Comment Here