Líder en la nueva normalidad: ¿cómo debe ser el nuevo perfil de este rol?


El año 2020 será recordado por las siguientes décadas como el tiempo en el que el mundo se vio amenazado y las actividades cotidianas cambiaron de manera diametral. Las empresas también tuvieron que adecuarse a esta nueva realidad e implementar diversas acciones para asegurar la salud de sus colaboradores y permitir que las actividades pudieran seguir adelante d ella manera más normal posible. En este contexto, la figura del líder será una de las más importantes en la nueva realidad. Y las habilidades para este perfil tendrás que ser tan especiales como el nuevo contexto que vivimos.

Conocimiento en nuevas tecnologías

El uso y dominio de nuevas tecnologías será vital para conseguir el logro de las metas. Hoy más que nunca la tecnología es una de las grandes aliadas de toda empresa, pues son solo permite agilizar procesos sino que le da una fuerza laboral importante a esa empresa. Mientras más dominio tecnológico exista y personas capacitadas para dominarla y crear más, las empresas y sus líderes serán llamados a ser los siguientes herederos del mundo. El líder debe ser el primero en impulsar el uso de las mismas.

Motivado y productivo

Un líder debe ser el primero en sentirse motivado y productivo en sus actividades para solicitar lo mismo de sus colaboradores. Así como tiene que ser un psicólogo para los demás lo tiene que ser también consigo mismo. La productividad en la nueva era tendrá que ver más con la capacidad de generara mayor número de soluciones en lugar de las horas de trabajo empleadas en resolver las necesidades de la jornada. El líder tiene que ser eficiente tanto en sus recursos como en el tiempo que invertirá en realizar los proyectos en coordinación con su equipo. Para todo ello, la motivación, por supuesto, es factor esencial.

Empatía

Esa capacidad de estar en el sitio del otro y conocer sus necesidades y ser receptivo hacia sus emociones, es una de las grandes cualidades que el líder deberá dominar en la nueva normalidad. Estamos en una nueva normalidad donde las emociones jugarán un rol fundamental para el logro de los objetivos. El líder tendrá que poseer la capacidad de lidiar con ellas y saber guiar a sus colaboradores para que experimenten el bienestar en todo momento.

Capacidad de resolver problemas

Será una de las más altas cualidades en este momento lleno de retos y nuevos formatos para implementar. Ya desde antes el líder debía resolver problemas, sin embargo, en esta etapa dicha cualidad del ser más asertiva que nunca, pues las empresas enfrentan toda clase de retos que necesitan resoluciones inmediatas y bien meditadas. El líder debe estar presente para indagar en los posibles escenarios y tener la capacidad de elegir la mejor opción era el bienestar de la empresa y sus colaboradores.

Alta capacidad de introspección

El líder debe saber ver hacia sí mismo para captar defectos y virtudes tanto de sí como de la empresa a la que representa. Una vez hecho lo anterior, tendrá que analizar el momento idóneo no solo para tomar las mejores decisiones sino para saber el momento adecuado de implementar las estrategias. Entre sus mejores cualidades, el líder debe ser un extraordinario analista de sí mismo. Una vez que entienda ese universo interno estará listo para explorar el universo que está afuera de sí mismo.

Capacidad de diálogo con todo tipo de perfiles

Saberse relacionar con todo tipo de personas en distintos escenarios será una de las virtudes más fuertes del líder dentro de la nueva normalidad. Crear alianzas, acercarse a perfiles distintos para aprender de ellos y saber convivir con distintos tipos de realidades completan el perfil del líder dentro de esta realidad especial que nos ha tocado heredar.

También te puede interesar:

¿Cuáles son los diferentes tipos de liderazgo que existen?

Enseñanzas budistas que puedes aplicar como líder



Publicado tambien en

    Leave Your Comment Here