La nueva rutina para beber tequila que quiere conquistar el mundo



Sus primeros clientes fueron amigos y familiares. Y los primeros shots eran de chocolate y de caramelo con gomita. En 2015, Carolina Dorantes –hermana de Ana Cristina- vio la oportunidad de convertir este proyecto en una empresa productora de alimentos innovadores, capaz de incursionar en la industria retail. Ahí fue cuando se autonombraron las Yummy’s.

“Trabajaba en Mattel y decidí renunciar para emprender con mi hermana. Recuerdo que se puso nostálgica cuando le di todo mi dinero. Al principio tuvimos cierto miedo porque tenemos una personalidad muy diferente. En los negocios somos como el yin y el yang, y hemos sabido aprender de nuestros fracasos”, menciona Carolina.

Y sí, su primer fracaso fue cuando intentaron comercializar en grandes tiendas. No fue fácil. Iniciaron en expos, mientras seguían tocando puertas en los retailers. La primera departamental que confió en ellas fue Liverpool. Después La Comer y Chedraui. En ese tiempo aprendieron el arte del empaque y la importancia de la promotoría para hacerse más visibles en el anaquel.

“Una vez los vasos se derritieron por un mal manejo del producto. En otra ocasión se llenaron de moho porque nunca salieron de la bodega. El mundo del anaquel es complicado si no tienes conocimiento de lo que llega a pasar. Tu producto se puede perder, y más si es alimenticio. Pero una vez que agarras experiencia, el reto y el viaje se hace más divertido”, dice Ana Cristina.

Nadando entre tiburones

Ya no recuerda cuántas aceleradoras de negocio le dijeron que no. Por eso cuando vio el comercial de Shark Tank México en la televisión, Carolina no tuvo tantas esperanzas. Aun así, inscribió a los YummyShots en el programa y lo dejó a la suerte.

Era Semana Santa de 2016, y las Yummy’s estaban de vacaciones en Cancún, cuando las llamaron para decirles que fueron seleccionadas para aparecer en uno de los episodios de este programa, al que acuden empresarios dispuestos a invertir en nuevos negocios.

“Estábamos muy nerviosas, pero ahí descubrimos que el emprendimiento está lleno de ayuda, sobre todo de personas que empiezan de cero igual que tú. Karlo Valentín, otro concursante, fue nuestro ángel. Nos ayudó con los números y a ensayar. De no haber sido por él nuestro camino habría sido otro”, expresa Ana Cristina.

Ese día cerraron la negociación con Arturo Elías Ayub, director de Alianzas Estratégicas y Contenidos de América Móvil. Con una ronda de inversión de 800,000 pesos, las Yummy’s han incrementado su producción desde entonces y habilitado Foodlab, una tienda en línea a la que se sumaron otros emprendedores que han participado en Shark Tank.





Source link

    Leave Your Comment Here