La nueva directora general de New Art se llama Andrea Bilbatúa: es la nieta » El Publicista

Durante todo el tiempo que ha durado la pandemia hay quienes no han podido descansar ni un solo día y que en no pocas ocasiones han tenido que trabajar 24 x 7. Son las personas y empresas que generan los contenidos audiovisuales, que después el público consumidor devora con apetito insaciable mientras permanece confinado.

Y dentro de esa sofisticada cadena de producción todo cuanto implica el audio desempeña un importantísimo papel: son los efectos, los ruidos, las voces y la música que New Art Dub pone a una enorme cantidad de contenidos a cual más de impactante y conmovedores.

En este y en otros muchos renglones hay que reconocerle a Demetrio Bilbatúa, quien a lo largo de más de 60 años se ha sabido mantener vigente en la industria de la post producción de películas y otros contenidos, las más de mil horas de filmación de películas, cortos y otros materiales que forman ya parte del acervo fílmico e histórico del país y que ya se encuentran, ahora, en pleno proceso de digitalización para pasar a formar parte de la Fundación Carlos Slim a quien Demetrio ha donado tan rico testimonio.

Y hace justo 25 años, en 1995, el Sr. Bilbatúa abrió New Art, para responder a la creciente demanda de post-producción, de video y de audio, por parte de las compañías productoras mexicanas. Fue ahí, en una casa de San Ángel, en donde se instaló una de las  primeras Salas THX que hubo en nuestro país. Sala que después, junto con el resto de las demás instalaciones de New Art, se trasladó completa a la Col. Del Valle y en donde, hace un año, llegó para convertirse en Directora General y tomar tan desafiante estafeta Andrea Bilbatúa a quien, para no variar y como siempre, somos los primeros en entrevistarla. Sale y vale.

  • EP: Ahora sí que háblanos de ti.

AB: Me llamo Andrea Bilbatúa, nací en la ciudad de Vigo, en España (igual que mi abuelo), en 1989, tengo casi 31 años, estoy casada y vivo en la CDMX . Tuve la suerte de volver a España, para estudiar la universidad en Madrid, donde hice la carrera de Publicidad y RP y posteriormente obtuve una maestría en Dirección de Comunicación.

Durante casi 6 años me dediqué a organizar eventos, creé mi propia agencia y hace aproximadamente un año, me incorporé a New Art para apoyar a mi abuelo y trabajar de la mano con él, concretamente en la restructuración del área administrativa del negocio. Me encanta lo que hago, por lo que muy pronto me fui involucrando en las diferentes áreas y ahora estoy dirigiendo todo el grupo.

  • EP: ¿Y cuáles son ahora las áreas de negocio de New Art?

AB: Seguimos con New Art Digital en donde hacemos todo lo que es post-producción, de audio y video, para Cine y TV. Contamos con un foro que acabamos de estrenar. Y tenemos también a New Art Dub, que es un estudio de doblaje en donde no para el trabajo ni un solo día.

  • EP: ¿Quiénes son ahí tus clientes y con qué infraestructura los sirves…?

AB: Prácticamente todas las empresas que, en el mundo, se dedican a la producción de contenidos, como Netflix, Dreamworks, Warner, Universal, MTV y demás, vienen con nosotros para solicitarnos el doblaje al español de sus materiales y las consiguientes mezclas. Para ello contamos con cuatro estudios de grabación y 4 salas para mezclar. Más la sala THX que es magnífica y nos sirve mucho para mezclas de gran calidad. Cada seis meses recibe mantenimiento y la calibración correspondiente para que se oiga de primera. En eso, el control de calidad, es algo en lo que no escatimamos: tenemos la capacidad de entregar mezclas desde estéreo hasta 7.1.

  • EP: ¿Y eso cómo funciona…?

AB: En el caso de 5.1 se mezcla a 5 bocinas, por su parte el 7.1 se añaden otras dos bocinas en la parte posterior de la sala, creando un sonido envolvente mucho mas amplio que en una mezcla estéreo o 5.1.

  • EP: ¿Y cuántas personas trabajan en New Art?

AB: En New Art Digital 12 personas y en doblaje 11. Más otras 4 de administración. Somos 29 en total, incluyéndome a mí y a mi abuelo. Nuestro director técnico es el ingeniero Javier Leal, que cuenta con un gran reconocimiento en este medio y que ya lleva años con nosotros. De manera reciente, se acaba de incorporar a New Art Group Rafael Dondé, en calidad de socio, a quien todos conocen por su estudio Manhattan Beat.

  • EP: ¿Y cómo le han hecho para resolver los trabajos que les encargan sus clientes con esta pandemia…? Porque me imagino que las cadenas no paran…

AB: Así es. Insisto que nosotros trabajamos de lunes a domingo. Por eso, cuando surgieron los problemas del coronavirus, de inmediato nos organizamos, en un inicio hacíamos guardias, con sana distancia y sanitizando todo de manera continua. Sin embargo, conforme pasaron las semanas, hubo gente, sobre todo actores y directores, que prefirieron trabajar desde su casa y así lo hicimos, implementamos una operación 100% vía remota, y para aquellos que no tenían el equipo necesario, les llevamos las máquinas hasta sus hogares. Pero no nos detuvimos. A la fecha nadie se nos ha enfermado, creo que hemos tenido un excelente control. Y todo, repito, sin disminuir ni un ápice en nuestra calidad: nuestros clientes no nos lo iban a permitir.

  • EP: De sobra es sabido que la post-producción tradicional ha trabajado mucho con las nuevas tecnologías que ahora hacen de forma automática, mucho de lo que antes requería otros procesos… ¿cómo te va entonces en New Art Digital con estos cambios?

AB: Lo que ahora tenemos, ahí, es mucho trabajo de restauración de películas y cortos antiguos. Es una labor apasionante y muy tardada porque hay que hacerla cuadro por cuadro… ¡pero el resultado es muy satisfactorio! Eso nos mantiene más que ocupados en New Art Digital porque, insisto, es algo altamente especializado y laborioso.

Igualmente, estamos integrados de tal manera que podemos ofrecer a nuestros clientes un servicio 360 en todo cuanto implica la actual generación de contenidos.

  • EP: ¿Y tú que sientes haciendo todo lo que ahora haces?

AB: Es una gran satisfacción, sin duda es un medio apasionante. Además, sé que estoy preservando el trabajo que mi abuelo ha llevado a cabo a lo largo de más de 60 años: esto representa para mí una gran responsabilidad… ¡y me encanta!

Ver fuente de esta publicación

    Leave Your Comment Here