La gran indecisión de medios y anunciantes los lleva a perder una valiosísima oportunidad » El Publicista

Los más recientes estudios de recordación publicitaria, casi casi los que se hicieron la semana pasada, arrojan como resultados una altísima recordación, por parte del consumidor, de todos los anuncios en la vía pública. Y la razón es muy sencilla: de forma inexplicable y contra toda lógica mercadotécnica, las marcas que hasta febrero de 2020 hacía publicidad exterior, sobre todo en la CDMX, cancelaron sus contrataciones bajo el pretexto de “si no hay nadie en la calle, nadie va a ver mis anuncios”. ¡Háganme ustedes el cabrón favor!

Y de tener una ocupación ya de por sí baja, en marzo de este año del 38% apenas, (Vs un 62% de desocupación), pasaron en junio al 92% de disponibilidad… mientras la gente, de manera paulatina, se organizaba para estar en la calle todos los días si bien por parte de un tiempo.

De hecho, al final del día de acuerdo a estadísticas por entero confiables, el 50% de la gente salió todos los días a la calle, aunque por horarios limitados… ¡pero a nosotros qué nos importa! Cuando el contenido es cautivo es hasta mejor que seamos pocos.

Así las cosas estamos ahora, a mediados de julio y cualquier humilde anuncio exterior, por cuadrado que sea en su propuesta creativa, tiene una recordación de diez… ¡más lo que se acumule en esta semana!

Para variar y como siempre las agencias de medios, que deberían ser las primeras en tratar de aprovechar esta favorable circunstancia, continúan dormidas en sus laureles y en su irrealidad: ellas tienen “otros datos”, que ni son otros ni son nada.

¿Qué esperan los medios para negociar de manera directa con las marcas?

Porque, salvo que de plano esté yo muy equivocado, los precios en publicidad exterior están ahora con descuentos a rajatabla… ¡con decirles que hasta la Sra. Wallace ya se bajó un 40%!

 

Ver fuente de esta publicación

    Leave Your Comment Here