La demanda de información se dispara y las audiencias de los medios de comunicación baten nuevos records


PuroMarketing: Noticias de marketing, publicidad y marcas en Español

Desde que se declarara el estado de alarma en España el sábado día 14 de marzo con la publicación del Real Decreto 463/2020, la demanda de información por parte de los ciudadanos ha sido constante. Esto se refleja en el record de audiencia de la televisión durante los primeros días donde el aislamiento incrementó la cuota de pantalla de los informativos. De hecho, las cadenas han suprimido la emisión de formatos de entretenimientos por programas de información y actualidad.

Un informe realizado por la consultora Villafañe desvela que la televisión es la principal fuente de información según el 95% de los encuestados, seguida de las redes sociales y periódicos online (64%) y de la radio (61%).

En estos momentos, los ciudadanos buscan información y los periodistas intentan ofrecerla tomando como fuentes tanto a las instituciones públicas como a las empresas. Esta demanda de información empresarial incrementa la necesidad de las compañías de contar con un gabinete de prensa o agencia de comunicación capaz de trasmitir sus acciones. La importancia de comunicar y hacerlo bien en situación de crisis es aún más elevada.

“En estos momentos es imprescindibles para las empresa trasmitir una garantía de control de la situación. Es vital dar información veraz y trasmitir confianza tanto a la ciudadanía como a sus propios empleados. Cuando afrontamos una crisis o cualquier situación adversa, las empresas tienden a cerrar sus canales de información y ser más inactivas; sin embargo, este es un grave error porque hace crecer la incertidumbre y surgir las dudas”, afirman los expertos del portal Agenciasdecomunicacion.org.

Estos profesionales, aseguran que, dentro de la anormalidad de la situación actual, las empresas deben aparentar en muchos casos cierta normalidad o sensación de ser conscientes de lo que está pasando. En estos momentos, la sociedad quiere que sus empresas estén a la altura de las circunstancias y den una respuesta a sus miedos y/o preguntas.

“Reducir la comunicación, o incluso suprimirla, siempre pasa factura. La popular frase ‘quien no comunica, no existe’ se convierte en una necesidad básica para toda empresa en tiempos de crisis. En un momento adverso como el actual, la comunicación se convierte en la mejor estrategia para reforzar la imagen corporativa de una compañía. Las empresas deben ver en las agencias de comunicación con las que trabajas y sus áreas de comunicación como un punto de apoyo”.

La comunicación no hace una pausa, nunca se detiene. Y es ahora, cuando están los ciudadanos en casa, cuando más la demandan.



Publicado tambien en

    Leave Your Comment Here