¿Está Google dañando con su posición dominante el mercado de la publicidad? Una investigación concluye que sí


PuroMarketing: Noticias de marketing, publicidad y marcas en Español

En el mercado publicitario digital, ciertos players tienen una posición mucho más sólida y mucho más dominante que otros. Al fin y al cabo, no por nada se habla del duopolio, refiriéndose a Facebook y Google y su papel en el mercado publicitario online. Aunque, a pesar de que Facebook también aparece en estos análisis y se está haciendo con una parte importante del crecimiento publicitario digital, el gran ganador en este nicho es Google, que se lleva el trozo más grande en el reparto de la tarta publicitaria online.

La posición dominante de Google se ha visto de forma crítica por los demás jugadores del mercado de la publicidad online desde hace ya bastantes años. Los medios tradicionales lo han criticado y han hecho lobby contra el gigante online y algunos organismos, como la Unión Europea, tienen ya desde hace algún tiempo a la compañía bajo su ojo avizor (ya le ha impuesto unas cuantas multas por diferentes razones). Pero, más allá de lo que dicen sus competidores, ¿está realmente Google adueñándose del mercado y ocupando una posición demasiado destacada en el mercado publicitario online?

Una investigación realizada por expertos de la universidad de Yale acaba de abordar ese punto y su conclusión es que sí. Aunque el estudio es independientes, sí se debe tener en cuenta que la investigación ha recibido financiación de la Omidyar Network, un organismo que financia investigaciones sobre dominio online para promover una mayor acción anti monopolio en la red.

Según las conclusiones del estudio, la posición de Google en el mercado publicitario resulta dañina para los consumidores, para los medios y también para los anunciantes. Según sus conclusiones, Google ha usado las compras de empresas y tecnologías que ha realizado para asentar su posición de dominio.

Gracias a ello, ahora tiene capacidad, apuntan las conclusiones del estudio, que recoge AdAge, para excluir a su competencia del mercado y para tener una posición de dominio sobre el mismo. “Lo que vemos es preocupante”, explica al medio Fiona Scott Morton, una de las investigadoras tras el estudio.

No tienen otras opciones

Las conclusiones de la investigación también apuntan que, en el contexto en el que ahora nos encontramos, los compradores y vendedores de espacio publicitario se han quedado sin opciones. No les queda más remedio que emplear las plataformas de Google y, con ello, están perdiendo dinero. De hecho, en sus conclusiones ponen en cifras cuánto dinero de todo el mercado publicitario se lleva Google.

Simplemente por ser el intermediario que une a anunciantes y plataformas y medios, Google se lleva 40 centavos de cada dólar que se invierte en publicidad online y que pasa por sus manos. Si no tuviesen la posición de dominio que tienen, aseguran en las conclusiones del estudio, y existiese un mercado competitivo, Google se llevaría menos dinero.

El estudio se centró de un modo específico en el papel de Google en el mercado de la publicidad de display. Sus conclusiones añaden además varias prácticas monopolísticas detectadas sobre cómo actúa la compañía y que podrían servir como fuel a las acusaciones antimonopolio contra el gigante.

La Unión Europea lleva años realizando movimientos y vigilando a la compañía, pero ahora se podría sumar también el gobierno estadounidense. El departamento de Justicia de EEUU está planeando, según ha publicado The New York Times, lanzar una acusación contra Google por monopolio durante este verano. Sus cargos se centrarán en el papel que la compañía tiene en el mercado de la publicidad online.



Publicado tambien en

    Leave Your Comment Here