Después de la transformación digital y el COVID ¿Es la revolución 5.0 la disrupción de la humanidad?


PuroMarketing: Noticias de marketing, publicidad y marcas en Español

Desde el Foro Económico Mundial, la Universidad de la Singularidad y muchos sitios más han hablado de transformación digital, la 4ta revolución industrial o la industria 4.0, incluso es posible que en redes sociales hayas visto mensajes haciendo referencia al COVID-19 como el líder de la transformación digital, pero probablemente te sorprenda saber que, la quinta revolución industrial, industria 5.0 ya se encuentra a la vuelta de la esquina con cambios más profundos para todos.

La revolución 4.0 ha sido de gran ayuda en el crecimiento de aquellas personas y negocios que han sabido incluirla dentro de su modelo de trabajo, sin embargo, para muchas personas y negocios aún sigue siendo algo lejano, desconocido y enigmático. En este artículo abordo algunas perspectivas de la revolución 5.0 para quienes aún no han conocido lo que es la cuarta revolución industrial y, además, establezco un puente entre la cuarta y la quinta revolución para quienes ya han podido navegar en la transformación digital.

El cambio es la única constante

Anteriormente el cambio se daba de forma más gradual, pero hoy el cambio, por el contrario, viene sin aviso previo y en algunos casos, transforma profundamente la forma de pensar, vivir y trabajar. Este cambio tan acelerado genera complicaciones en la habilidad de adaptación al mismo en la humanidad, y si los cambios son muy rápidos y bruscos, llega al punto en que la humanidad puede quedarse atorada en medio sin poder seguir adelante. A estos cambios tan radicales les llamamos disrupción, que no es más que dejar de hacer lo que se hacía antes y adoptar nuevos métodos, modelos y herramientas para hacerlo de una forma totalmente diferente, nueva y distinta. De esta forma podemos decir que la disrupción no tiene nada que ver con el futuro, sino simplemente con pensar y hacer diferente las cosas. El problema es que el cerebro humano establece ciertas reglas y condiciones que, una vez definidas, es muy difícil cambiarlas. Por ejemplo, después de la invención de la leche pasteurizada, ya no es necesario hervirla antes de ser utilizada, sin embargo, muchas personas aún lo hacen porque han mantenido sus creencias, pese a que las cosas han cambiado.

La disrupción se acelera

Si hacemos un recuento de las diferentes revoluciones industriales, veremos que su tiempo de ocurrencia está acelerándose. Y aunque sabemos que cada revolución tuvo varios períodos, desde su inicio, hasta su fin, podemos decir que el tiempo entre la primera revolución industrial tomó unos 100 años, y el tiempo de duración entre la segunda revolución industrial y la tercera pudo haber tomado 60 años, y el tiempo de duración hasta la siguiente revolución pudo haber tomado 40 años. Si consideramos la ley de Moore que dice que el procesamiento se duplica cada periodo y lo asociamos a las revoluciones industriales, es indudable que se está acelerando su frecuencia de ocurrencia y que cada vez ocurrirán más rápido, lo que lleva a la idea de que la 5ta revolución industria no estaría más lejos que a 20 años de la 4ta revolución industrial, y así sucesivamente. Es ahí donde reside el problema, porque la adaptabilidad humana al cambio no avanza tan rápido como el cambio que esta teniendo la tecnología, de tal forma que nuestra comprensión de la tecnología y la vida a su alrededor será imposible si no hacemos algo al respecto.

Esto puede ser críticamente más grave porque hoy la humanidad depende de la tecnología para operar e incluso para sobrevivir, por citar un ejemplo, si perdiéramos la electricidad en el mundo, una tercera parte de la población moriría por las bajas y altas temperaturas dependiendo de la estación y el sitio donde se vive, así como por las facilidades que involucra la electricidad en la comodidad para realizar las actividades diarias. Hoy la humanidad ha interiorizado las diferentes tecnologías en su rutina diaria, de forma que la tecnología ha determinado de muchas formas la forma en que nos comportamos, así como la forma en que hacemos negocios. La modificación de la tecnología no sólo significa la comprensión del uso de esa tecnología, sino, principalmente, la comprensión de los cambios de comportamiento que se dan alrededor de ella, por lo que la aceleración de la disrupción es probablemente uno de los principales riesgos para la humanidad y los negocios, ya que implica que la humanidad y los negocios deben adaptarse a tasas cada vez más rápidas, superando el límite de lo humanamente posible, lo que trae consigo que una gran cantidad de personas y negocios se lancen al tren en vez de subirse en él, generando desánimo, impotencia y frustración.

Cómo ha funcionado las revoluciones industriales

Todas las revoluciones industriales se han caracterizado por la adopción de nuevas tecnologías que permiten mejorar las ventajas competitivas de una organización, emprendimiento o país, ya sea reduciendo costos, aumentando productividad, reduciendo los tiempos o dando mejor inteligencia sobre el futuro para tomar mejores decisiones. En la 4ta revolución industrial tenemos a la: nanotecnología, robótica, biotecnología, neurociencia, inteligencia artificial, computación y telecomunicaciones y la energía, que combinadas generan grandes cambios en la forma en que el mundo opera y entregando grandes ventajas para aquellos que aprovecha su potencial, pero al mismo tiempo haciendo que todos los trabajos operativos, repetitivos y mecánicos estén destinados a ser reemplazados por máquinas.

Cuál es la diferencia entre la 4ta y la 5ta revolución industrial para la humanidad

La industria 4.0 se caracteriza por el uso de tecnologías para la mejora de la productividad y el reemplazo de actividades operativas y repetitivas, dejando una brecha entre humanos y máquinas, donde el humano tenía su fortaleza en habilidades que se pensaba que los robots no podrían llegar nunca, como la creatividad, la empatía o el pensamiento crítico. De esta forma, el gran potencial para los profesionales estaba en desarrollar estas habilidades y aspirar a un perfil superior dentro de las actividades productivas. Sin embargo, con el avance de la inteligencia artificial y la llegada inminente de la quinta revolución industrial, se sabe que incluso en creatividad, empatía y pensamiento crítico, las máquinas tendrán buen desempeño. Por citar unos ejemplos:

  • Creatividad: Se conoce que hay tres tipos de creatividad, la combinacional que combina ideas existentes para obtener una nueva idea, la exploratoria que obtiene nuevas ideas explorando espacios conceptuales existentes y la transformacional que rompe estructuras previas y crea nuevos espacios. Actualmente existe inteligencia artificial llamada Jukebox o Flowmachines que pueden crear desde cero sus propias canciones utilizando creatividad combinacional, pero también hay inteligencia artificial que puede pintar cuadros al mismo estilo de rembrandt con la misma calidad y sensibilidad utilizando creatividad exploratoria. Incluso se han hecho pruebas para validar el nivel de emoción que generan, para lo cual se han tocado canciones compuestas por humanos y por maquinas en conciertos, preguntando al final a los asistentes las canciones que más gustaron, y las canciones compuestas por maquinas han tenido una gran aceptación. Si esto sucede hoy que la inteligencia artificial aún esta en pañales, en el futuro cercano las máquinas no tendrán nada que pedir al humano en cuanto a creatividad.
  • Empatía: En cuanto a la empatía, se sabe que hay dos tipos, empatía cognitiva, que comprende lo que el otro siente a nivel cognitivo y empatía afectiva, que puede sentir lo mismo que el otro siente. La inteligencia artificial esta avanzando a pasos agigantados, llegando a manejar muy bien la empatía cognitiva y como parte de sus propuestas, ya tiene alternativas que entienden las emociones de una persona o que leen su lenguaje corporal para saber lo que sienten y su estado de ánimo. Emonet es una de ellas y puede leer muy bien las emociones de una persona. Para un humano, suele ser difícil decodificar a ciencia cierta el detalle de las emociones y no todos los humanos pueden leer adecuadamente las emociones de los demás, pero si una maquina ya puede manejar la empatía cognitiva hoy, en el futuro cercano, también podrá manejar la empatía afectiva y podrá entender de mejor manera como se siente una persona y cuáles serían las acciones para persuadirla y animarla. De esta forma, la empatía también es un área en la que las maquinas tendrán un espacio.
  • Pensamiento crítico: El análisis y la evaluación de datos para tomar decisiones desde diferentes perspectivas. Ser rápido, decisivo, creativo y ordenado, son parte de las cualidades del pensamiento crítico, que evalúan en la práctica el ejercicio del pensamiento para poder decidir si la regla es válida o se necesita un cambio. Este es un elemento que aún no tiene ejemplos desarrollados en inteligencia artificial y por lo tanto aún deja al humano en ventaja, sin embargo, esto no significa que en el futuro no se pueda construir dado que la rapidez, decisión, creatividad y orden pueden replicarse. En el futuro podría darse el caso de que cada persona cuente con un asistente de inteligencia artificial que sabrá qué pensamos, cómo nos sentimos y podrá conocernos mejor que nosotros. Además, tendrá creatividad para sugerir soluciones y estará a pocos pasos de incluir un pensamiento crítico para decidir por nosotros lo que debemos hacer. Incluso Yuval Harari, autor del libro Homo Deus, que habla del futuro de la humanidad extrapola esto al propio ser humano diciendo que “los humanos constituyen una serie de algoritmos. Esto significa que algoritmos no orgánicos podrían replicarlos y superarlos.

¿Qué pasará en la 5ta revolución industrial?

En la industria 5.0, tendremos un gran desarrollo de la inteligencia artificial, que permitirá tener asistentes inteligentes de grandes capacidades y más brillantes que la propia persona, que podrá brindar gran ayuda para la toma de decisiones y que determinará la ventaja competitiva de un empleado en su puesto. La nanotecnología hará que estos asistentes estén en un microchip miniatura que se podrá alojar en alguna parte de nuestro cuerpo para poder tener conexión y con la biotecnología, podremos conectar este diminuto dispositivo a las conexiones de nuestro cuerpo para poder oír, ver y hablar directamente con el dispositivo como si estuviera dentro de nuestra mente. Este asistente se conectará con todos los dispositivos de la casa y del auto, así como con terceros para hacer pedidos o evaluar propuestas. Entonces la quinta revolución industrial trae consigo una fusión entre el humano y la máquina para desarrollar un nuevo tipo de persona con mayores capacidades y habilidades. Será una persona que podrá identificar cuando su interlocutor esté dudando, mintiendo o no le interese lo que se habla, y de esta forma, podrá modificar su conversación o lenguaje corporal para generar el cambio deseado. Será una persona que podrá calcular fácilmente los datos y que podrá realizar análisis más complejos y sofisticados. Al mismo tiempo, este tipo de asistentes y dispositivos vendrán en varias calidades, que variarán según el precio y fabricante de estos, por lo que el crecimiento profesional dependerá de la calidad del asistente que tenga y el nivel de conexión que permita entre el dispositivo y la persona. De cara con este fenómeno, un elemento fundamental para los negocios y el marketing, será la capacidad de persuasión sobre este asistente, más que la misma persona, ya que el asistente filtrará las ofertas, servicios y productos que estén en el mercado y ofrecerá sólo las que hayan tenido una valoración positiva a la persona; incluso lo presentarán de tal forma, que será muy difícil que la persona no lo acepte, por lo que haber llegado al asistente será para los negocios y el marketing, haber logrado una venta.

Retos del futuro

Los próximos años estarán llenos de muchos cambios a los que no se podrá reaccionar cuando sucedan debido a la gran velocidad de cambio en la tecnología y al tiempo que le toma al ser humano adaptarse a ese cambio, por lo que es necesario prepararse desde ahora en las tecnologías y usos de ese futuro que viene. Es hoy cuando hay que aprender inteligencia artificial, al menos empezar a utilizar asistentes virtuales y evaluar los mejores para poder estar un paso más adelante. Abrir la mente a probar nuevas cosas y desarrollar un enfoque de aprendizaje y de exploración. Ya no sólo hay que desarrollar el potencial humano, mejorando la creatividad, empatía y pensamiento crítico, sino también desarrollar el potencial cyborg, adoptando la tecnología como una herramienta de gran apoyo para esta nueva era y usándola en el día a día.



Publicado tambien en

    Leave Your Comment Here