Descanse en paz Gus Rodríguez: falleció el viernes santo, 10 de abril. Iba a cumplir 60 años » El Publicista

Cada vez nos vamos haciendo menos los genios de este país. Ya nomás quedamos unos cuantos mohicanos.

El pasado viernes diez de abril, cuando le faltaba poco para llegar a los 60 años de edad, falleció Gustavo Rodríguez uno de los grandes creativos mexicanos, quien se hiciera famoso por fundar la revista mensual Club Nintendo México en 1995 y por conducir el programa semanal Nintendomanía, en TV Azteca, de 1995 a 2000. Productos que hoy en día la gente ve como lo más normal, pero que fueron ideados por Gus como parte de la creativísima campaña de MKT con que Nintendo entró a México porque Nintendo es marca registra.

Egresado de la Escuela Técnica de Publicidad (ETP), en una de las últimas generaciones de esa H. escuela, Gus hizo un buen trabajo en diversas agencias nacionales de tamaño mediano, sobre todo en R&L Publicidad, con Gustavo López Monjarez y Jesús Retana, en donde hizo mancuerna también con Pepe Sierra. Y justo cuando mejor le iba en ese segmento de publicidad, Gus dejó todo porque «heredó una plaza en Pemex y eso es algo que no se puede rechazar».

Y, pese a todo lo que le recomendamos sus amigos, Gus se fue a Pemex… tan solo para regresar tres o cuatro años después, harto de la burocracia y de no hacer nada. Lógico, ya no le fue tan fácil conseguir trabajo en publicidad y tuvo que refugiarse con un amigo de la infancia, Eugenio Derbez, para quien escribió la mayoría de los guiones humorísticos que tanta fama han dado a este cómico. Por esas fechas hizo también los productos de Nintendo que lo hicieron un auténtico ídolo entre los videogamers de este país. Todavía a mediados de marzo pasado, para celebrar los primeros 25 años de existencia de Nintendomanía, se llevó a cabo un programa especial al que Gus asistió.

Uno de los aspectos poco conocidos de Gus Rodríguez, pero que nos revela su dimensión creativa, es que poseyó la más grande colección del mundo de productos del personaje Mickey Mouse: desde las tradicionales plumas hasta teléfonos, vajillas y otros artículos con la efigie del célebre ratón, a quien Gus admiraba, (tal vez porque él mismo tenía unas grandes orejas). Son miles de productos.

Al enterarse del fallecimiento de Gus Rodríguez, el histrión Eugenio Derbez publicó en sus redes: «hoy murió mí cómplice, mi amigo, mi hermano, uno de mis grandes compañeros de vida».

Descanse en paz.

Ver fuente de esta publicación

    Leave Your Comment Here