¿De qué sirve que el Gobierno le devuelva los tiempos oficiales a las televisoras si estas no tienen rating? » El Publicista

Empezando la Semana Santa el que dice ser Presidente de esta Nación anunció que el Gobierno de la República no va a utilizar en este 2020 la cuota de tiempos oficiales que le correspondían para difundir las campañas gubernamentales porque “no vamos a hacer publicidad”.

Chin: ¿Y qué va a hacer con los cientos de medios que vivían de venderle publicidad al Gobierno? Y ya encarrerado en su verborrez, López Obrador añadió: “les devolveremos a las cadenas de TV esos tiempos para que ellas las aprovechen y se las puedan vender a otros anunciantes y para que, con ese dinero, se ayuden a superar la crisis económica que está provocando el coronavirus”. No… pues sí.

Esos desplantes de nuestros ineptos gobernantes son los que de inmediato nos llevan, a nosotros los que ganamos dos mínimos a la quincena (y por eso somos la clase media), a varias inquietantes preguntas. Empezando por ¿Van a bajar sus precios Televisa, Azteca y demás cadenas de TV abierta sus tarifas de publicidad…y quién les va a comprar si su programación ya es de quinta, sino de octava, como el canal de Pancholín Aguirre… qué no se dan cuenta las televisoras de que están en la olla precisamente por esa programación que es una auténtica mierda, que ya solo ve el lumpen que, por lo mismo, carece de poder adquisitivo?

Y así, como van, podría yo pasarme toda la tarde haciendo preguntas incómodas. De esas que molestan más porque nadie, empezando por el Gobierno, tiene una buena respuesta.

Aunque, con el riesgo de que me tilden del Borras, enseguida me aviento a hacer la propuesta que considero La Idea del Año en cuestión de producción de contenidos:

  • Las televisoras disque “beneficiadas” deben actuar con un mínimo de conciencia social y vender esos tiempos liberados al mínimo, con descuentos de entre el 80% y el 90%, preferentemente entre PyMES. Así, estas mini empresas podrán activar sus ventas y con ello a la economía nacional. “La publicidad genera ventas y estas, a su vez, empleos y más producción”.
  • Con los recursos resultantes de la venta de esos tiempos liberados, las televisoras pueden invertir en la producción de contenidos. No me voy a meter a discutir la producción de los mismos, se trata de que produzcan, y punto. Porque está comprobado, a nivel mundial, la industria de la producción de contenidos es la única capaz de generar riqueza y bienestar al día siguiente de la liberación de sus presupuestos. Y a todos los niveles.Porque, de inmediato, el productor responsable empieza por contratar personal de un amplio rango de categorías, desde un chófer, hasta directores, camarógrafos, técnicos y manuales y muchas más. Con lo cuál, además, se apoyará a una industria en la que México ocupa el 5º lugar a nivel mundial, el primero en idioma español.
  • Si se beneficia al total de la industria de producción de contenidos audiovisuales en México, en la que destaca la producción fílmica de manera preponderante, muchas de esa micro empresas dispondrán de los recursos necesarios para anunciarse, para el 2021, en El Libro Gordo 2021. Digo, algún beneficio deberé yo tener por ser creativo y por tener tan brillante idea: “Ladran, Sancho, ladran…”.

El Publicista y sus medios cuentan con los contactos necesarios para apoyar a sus lectores, en caso de que alguien necesite ayuda al respecto, para poder concretar tan positiva idea.

Favor de llamar a Antonio Delius al: 5579-6519 / 5590-7493

Ver fuente de esta publicación

    Leave Your Comment Here