¿Cuánto ha crecido ‘de más’ el ecommerce en Europa gracias al coronavirus?


PuroMarketing: Noticias de marketing, publicidad y marcas en Español

Aunque la crisis del coronavirus ha tenido un impacto muy negativo en no pocos sectores, que han visto como sus cifras bajaban y sus ventas se desplomaban, ha impulsado también algunos nichos concretos del mercado. Durante los meses de confinamiento, que se han aplicado en varios países europeos, los consumidores tenían acceso solo a una cantidad limitada de productos. Más allá de las visitas al supermercado y a algunos establecimientos considerados esenciales, poco más podían comprar. La mayoría de las tiendas estaban cerradas y los consumidores no podían acceder, al menos de un modo físico y directo, a esos productos.

Para poder comprar muchas cosas, a los consumidores no les quedaba más remedio que usar el comercio electrónico. El ecommerce estaba operativo y, a pesar de que la logística iba bastante más lenta, seguían distribuyendo todos esos productos que los consumidores podrían necesitar. Los tiempos de espera de hasta un mes para poder recibir algunas entregas y las oleadas de productos que se agotaban en las diferentes tiendas online demostraron el que los consumidores se habían cambiado en masa a las tiendas online.

Por ello, y a pesar del brutal contexto en el que se movían, el ecommerce ha crecido de forma notable en los primeros meses del año. Ha ganado compradores (compradores que siguen asegurando que continuarán comprando más online de lo que lo hacían en el pasado) y ha aumentado sus ingresos.

¿Cuánto lo ha hecho? Algunas estimaciones ya apuntan que las cifras de crecimiento con las que cerrará este año serán muy superiores a las que se esperaba que lograra en las previsiones de principios de año.

Crecimiento en Europa

El último estudio de eMarketer sobre los datos del ecommerce en Europa Occidental es un ejemplo perfecto. En el este mercado, el ritmo de crecimiento ya era muy positivo antes de la crisis. Antes del estallido de la pandemia, eMarketer predecía que en 2020 el ecommerce iba a crecer en ventas en un 8,8%.

Sin embargo, actualizando datos en el momento posterior a la crisis, las cosas cambian. Ahora, eMarketer espera que las ventas del ecommerce en la región crezcan en un 16,9%. Es casi el doble de la cifra que se esperaba y supera ampliamente a lo que ocurre con el retail en general. Ahí, las previsiones son de una caída del 9,9%.

Más ventas y con un impacto en el largo plazo

Este crecimiento también implica un mayor peso del ecommerce en el total de las ventas de las tiendas en Europa. Ahora, se espera que unos 498.320 millones de dólares en ventas en tiendas se realicen a cierre de año en Europa Occidental vía ecommerce, lo que supone 71.940 millones más que en 2019 y 10.830 millones más de la previsión previa de eMarketer.

El impacto de este cambio de mercado y del mayor uso del ecommerce en las compras de los europeos no se quedará solamente en lo que ocurra este año. Los datos de 2020 tendrán un efecto arrastre en el corto plazo y se espera que, aunque el crecimiento sea menos elevado en 2021 con una vuelta a la normalidad, las ventas en ecommerce seguirán siendo más altas de lo previsto previamente de aquí a 2023.

De todos los mercados de Europa Occidental, el de España será el que más crezca. Será, de hecho, uno de los de más rápido crecimiento de todo el mundo, explican los analistas de eMarketer. El ecommerce crecerá este año en un 22,9%. Holanda es el segundo país que más crece e Italia el tercero. Aquellos países que han tenido un confinamiento más estricto, como Italia y España, son, en general, de los que registran un crecimiento más elevado.



Publicado tambien en

    Leave Your Comment Here