Cómo serán los eventos de marketing en la nueva normalidad


PuroMarketing: Noticias de marketing, publicidad y marcas en Español

La nueva normalidad está empujando a las empresas a retomar sus actividades en muchas áreas. Elementos que quedaron en suspenso durante la crisis del coronavirus y los meses de confinamiento están volviendo a la agenda y a las acciones que ponen en marcha las empresas para conectar con sus clientes.

Entre esos elementos se encuentran los eventos de marketing, que están volviendo a ser recuperados tras un cierre de invierno y una primavera sin ferias y sin grandes encuentros de marcas. Parece poco probable que las grandes ferias se celebren con normalidad – y algunas grandes citas ya han anunciado que este 2020 se lo tomarán de descanso – pero sí que muchas lo hagan – especialmente los eventos de marketing más pequeños o medianos – partiendo de la realidad de la nueva normalidad.

¿Cómo serán por tanto los eventos de marketing en este nuevo contexto? Un análisis en MarketingProfs ha abordado este tema. De entrada, los responsables de estos eventos tendrán que hilar muy fino para que sus eventos sigan siendo rentables y para que la inversión compense realmente. Poner en marcha eventos de marketing resulta caro y complejo, por lo que deben hacer todo lo posible para que los resultados merezcan la pena.

Más allá de eso, el análisis ha detectado tres grandes tendencias que marcarán cómo serán los eventos lo que queda de año y también cómo serán, posiblemente, durante 2021.

Eventos híbridos

En este tipo de formatos, las acciones con audiencias en persona y las que están en streaming desde sus casas convivirán. También los portavoces y los speakers podrán estar en persona o vía streaming. Se mezclan los dos mundos y con ello se logra conectar con diferentes tipos de públicos.

Como explican en el análisis, si los intereses del evento son más educativos que de networking o de dar a conocer de un modo más directo un producto, el streaming puede ser un aliado poderoso. Además, usar los dos elementos puede permitir ajustar los presupuestos – lo presencial es siempre más caro – y centrar recursos en aquello que resulta más importante.

Eventos virtuales

Por ello, los eventos virtuales no van a desaparecer en la nueva normalidad y posiblemente tendrán un tirón importante. Como apuntan en el análisis, la tecnología es cada vez más efectiva y da mejores resultados, lo que hace que este tipo de acciones estén ganando más y más peso.

A eso hay que sumar que a la hora de organizar eventos y posicionar acciones de marca, las compañías están explorando cada vez más el potencial que ofrecen los dispositivos móviles y generando actividades orientadas a un acceso desde esos dispositivos.

Es una experiencia distinta, pero una igualmente que abre nuevas oportunidades. Por ejemplo, permite usar gamificación o crear herramientas para potenciar el engagement y la participación (como el uso de mensajería).

Eventos en persona

¿Van a desaparecer por completo en este nuevo entorno los eventos totalmente en persona? No, es poco probable, al menos en el ecosistema de las grandes conferencias, ferias y eventos del mundo. Capitales de estas actividades, como Nueva York o Las Vegas, están volviendo a la actividad y con ellas los espacios en los que se organizan este tipo de acciones.

Eso sí, los eventos en directo y en persona requieren un trabajo que antes no existía. Hay que asegurar la salud sanitaria de los asistentes y las medidas de higiene contra el coronavirus. Eso implica diseñar el evento con las medidas de distancia social en mente, pero también integrar elementos como puntos de limpieza de manos o políticas de mascarillas.



Publicado tambien en

    Leave Your Comment Here