Cinemex renta salas desde 700 pesos para tener funciones privadas


Aunque los cines y demás centros de entretenimiento llevan algunas semanas abiertos, la realidad es que las cosas parecen no mejorar, y marcas como Cinemex o Cinépolis siguen padeciendo la resistencia de los consumidores ha visitar sus sucursales.

Y es que en comparación con el año pasado, casi la mitad de los mexicanos aseguran que reducirán su visita a cines, bares, antros cafeterías y restaurantes, según un nuevo sondeo realizado por la consultora EY.

Esta encuesta afirma que, cuando menos en lo que concierne a los cines, el 21 por ciento de los consumidores esperará aún tres meses más para visitar estos complejos.

Esta tendencia se tradujo en perdidas importantes para las marcas de cine más grandes del país. A principios de julio pasado, Cinépolis revelaba qué tan duro habría el golpe de la pandemia a su negocio, valuado en 83.5 millones de boletos. O lo que es lo mismo, cuatro mil 175 millones de pesos (mdp). De acuerdo con El Universal, para su rival Cinemex las cosas no serían diferentes. Las salas color rojo “solo” dejaron de percibir 35 millones de entradas. Es decir, el equivalente a mil 750 millones de pesos en el transcurso de los últimos pocos meses.

Estas cifras y la lenta reactivación del sector derivó en el anuncio de cierres definitivos para algunos complejos de ambas firmas.

Cuando menos así lo indicaron desde El Sol de la Laguna, medio que afirma que fue la Cámara Nacional de la Industria Cinematográfica (Canacine) el organismo que confirmó el cierre permanente de nueve “capitales” de Cinépolis y cinco de Cinemex.

De manera puntual se espera que estos cierres se den en las siguientes regiones:

  • Saltillo
  • Durango
  • Nuevo León
  • Estado de México
  • Jalisco
  • Ciudad de México
  • Tamaulipas
  • Guanajuato 

Con estas cifras y ante la resistencia del consumidor para visitar los complejos aun con las medidas y protocolos de seguridad establecidos, Cinemex ha decidido lanzar una promoción que podría ser la solución para su negocio y sus clientes.

Bajo el nombre “Mi Sala” esta iniciativa propone funciones privadas en donde los clientes, luego de un pago evidentemente mayor al de un boleto convencional, pueden decidir con quién compartir la función.

De manera puntual se trata del alquiler de una sala platino, que podrá ser rentada por el consumidor pagando la cantidad correspondiente al número de personas para las que reverá la sala.

Las salas pueden reservarse por un máximo de 5 a 10 personas y lo precio varían dependiendo del día de la semana que se elija:

  • Máximo de 10 personas, de lunes a jueves – 1,100 pesos
  • Máximo de 10 personas, de viernes a domingo – 1,400 pesos
  • Máximo de 5 personas, de lunes a jueves – 700 pesos
  • Máximo de 5 personas, de viernes a domingo – 850 pesos

Es importante mencionar que este precio es por cada una de las personas invitadas a la función, por lo que para tener una sala privada un sábado para 10 personas, por ejemplo, el costo total sería de 14 mil pesos.

La promoción sólo aplica, por el momento, para películas 2D y está disponible para todos los complejos platino de Cinemex.

Aunque la oferta, aunque con un precio elevado, puede ser atractiva para muchas personas, lo cierto es que para reservar una sala es indispensable que el cliente sea parte del programa Invitado Especial.

La apuesta de Cinemex parece ser un movimiento desesperado por no perder más de lo que la firma ya ha dejado de ganar y solo el tiempo dirá qué tan dispuesto está el consumidor por pagar el mencionado precio para tener mayores garantías de seguridad.



Publicado tambien en

    Leave Your Comment Here