Cinco sencillas actividades para luchar contra el estrés desde tu casa


  • De acuerdo con Statista, casi la mitad de los trabajadores en México tienen la misma o mayor cantidad de estrés en home office que en la oficina

  • En datos de The Atlantic, solamente poco más de una cuarta parte de la gente, al menos en Estados Unidos (EEUU), puede trabajar en casa

  • Ya desde antes de la pandemia, la cantidad de gente que laboraba en un formato remoto se había triplicado en los últimos 15 años

El proceso de reapertura ya está bajo progreso en muchas partes del mundo, incluido México. Marcas como Honda están empezando a lanzar campañas para anunciar su regreso triunfal a las operaciones. Los cines, que estaban cerca del punto de quiebre, por fin han empezado a recibir personas. También tiendas están poco a poco recuperando ventas, y varias marcas han estado lidiando con el estrés de coordinar a colaboradores en la reincorporación a la oficina.

Pero esto no significa que todo el mundo ya esté corriendo por las calles como siempre. Una parte de la población sigue en home office, lo que ha tenido un efecto secundario: estrés. En datos de Verywell Mind, desde siempre el trabajo remoto parece estar más ligado a mayores niveles de tensión. The Conversation incluso señala que puede ser una amenaza al bienestar de los individuos. Con la pandemia, a la CDC le preocupa que se multipliquen estos desafíos.

Desafortunadamente, no todas las empresas han tomado en sus manos el problema del estrés en el home office. Esto significa que son las mismas personas las que tienen que encontrar la forma de relajarse y llevar a cabo actividades que les ayuden a paliar los efectos negativos. En este sentido, no todas las ideas suelen ser igual de efectivas, ni se pueden ejecutar cualquiera desde casa. Por ello, Signify apunta que hay cinco acciones que la gente puede llevar a cabo:

Meditación: Un arma efectiva contra el estrés

Una de las actividades más populares y efectivas para aliviar la tensión del home office es el ponerse a meditar. Con la guía y herramientas adecuadas, técnicamente se puede llevar a cabo en cualquier lugar y en el momento que la gente lo necesite para aliviar el estrés. A la vez podría resultar una excelente herramienta para obtener pequeños impulsos de productividad a lo largo del día. Esto también debería ayudar a resolver los pendientes mucho más rápido.


Notas relacionadas


Ponerse a leer regularmente

La mayor parte de la gente está pasando sus tiempos libres con series, películas, videojuegos y otros métodos de entretenimiento digital. Si bien no tienen nada de malo, podrían no ser la mejor forma de liberar el estrés. En cambio leer un libro podría ser un poco más relajado y reconfortante a largo plazo, porque ayuda a desconectarse de los dispositivos que la gente debe usar en su trabajo. Además, ayudará a variar un poco la rutina diaria de las personas.

Dedicar un tiempo a cocinar y aliviar el estrés

Mucha gente no prepara alimentos porque simplemente no tiene tiempo. Pero en las últimas semanas ha quedado claro que el home office deja algunas horas adicionales cada día. Este periodo extra se puede invertir en cocinar. Ya sea que se esté aprendiendo o solo para mejorar la alimentación, puede ser una actividad que reduzca el estrés porque permite a la gente ir a su propio ritmo. Y la recompensa, si se siguen las instrucciones, suele ser muy gratificante.

Escuchar un poco de música

Para ser uno de los países que más consumen canciones por streaming, esto debería estar de más decirlo. Sin embargo, hay personas que simplemente no suelen trabajar con música de fondo. Tener una lista de artistas favoritos puede ayudar a disminuir el estrés y hacer toda la jornada mucho más agradable. Incluso para la gente que asegura que es una distracción, se pueden poner pistas clásicas o soundtracks de videojuegos para no tener la molestia de lyrics.

Buscar nuevas películas para acabar con el estrés

Al final, la forma de entretenimiento más simple puede ser también la respuesta ideal para relejarse después de un día de estrés. En este sentido, no tiene nada de malo ver los mismos clásicos que la gente ya sabe que le gustan. Pero podría ser una buena idea tratar de explorar otros géneros y categorías. Como experimento puede resultar hasta divertido. Y en el camino hay amplias oportunidades de encontrar nuevos títulos para agregar a la lista de los favoritos.



Publicado tambien en

    Leave Your Comment Here