Best Buy convertirá sus tiendas en almacenes y hay un solo culpable


Si algo quedó claro durante la crisis sanitaria, es la necesidad del sector retail por migrar al canal digital, lo que supone algo más que sólo abrir una tienda en línea. Firmas como Best Buy lo saben.

La exigencia no es resultado de otra cosa más que de la propia exigencia y nuevos hábitos del shopper que ahora ha descubierto (si bien por supervivencia antes que por gusto) las bondades de las compras en línea.

En países como Estados Unidos, por ejemplo, la contingencia derivada del COVID-19 ha provocado que el tráfico en portales de los supermercados online haya aumentado un 161.4 por ciento, mientras que las personas están incrementado su frecuencia de compra en un 25 por ciento dentro de estos espacios de compra online, de acuerdo a una encuesta realizada por IPSOS.

Con estas situaciones en la mesa, que se replican en la mayoría de los mercados a nivel mundial, de acuerdo con datos de Statista, se pronostica que a nivel global este canal crecerá alrededor del 25 por ciento para 2020, cifra que en la medida en la que el aislamiento se mantenga podría crecer de manera exponencial.

De manera puntual, para el caso del mercado mediado y a decir de la Asociación Mexicana de Venta Online (AMVO) el 55 por ciento de las personas adquiera productos y servicios online para evitar salir de casa. La principal razón con 48 por ciento de menciones es para evitar aglomeraciones en tiendas físicas.

De hecho, el 33 por ciento de los usuarios destaca que en el terreno online han aumentado los productos con envío gratis; 34 por ciento resalta que han incrementado las opciones de entrega y 36 por ciento asegura que existen más opciones de pago, mientras que 8 de cada 10 compradores mexicanos perciben que es algo/muy seguro comprar productos y/o servicios por internet.

Ante estas tendencias queda claro que los comercios más tradicionales necesitan modificar sus modelos de negocio con el fin de optimizar sus posibilidades y garantías de éxito en el mercado.

Así hemos visto como marcas que históricamente han sido reconocidas por su crecimiento en en canal físico, ahora comienzan a lanzar nuevas propuestas para adaptarse a digital. Sin embargo, esto es solo una parte de la ecuación.

Cuando menos así lo demuestra el movimiento más reciente anunciado por Best Buy firma que ahora comenzará a transformar sus puntos de venta en almacenes al puro estilo de Amazon. 

La idea es optimizar su logística de entrega con el fin de reducir los tipos de entrega y mejorar la experiencia del usuario.

Este cambio se hará afectivo a más tardar el siguiente mes y se espera que afecte a la cuarta parte de sus tiendas.

El movimiento no es errado si consideramos que, a decir de la propia empresa, cerca del 60 por ciento de sus pedidos se recogen en sus tiendas, con lo que este movimiento podría facilitar muchas operaciones.

A decir de la directora ejecutiva de Best Buy, Corie Barry, “no se trata de menos tiendas. Probablemente se trate de usar las tiendas de manera diferente y encontrar al cliente donde quiere que lo encuentren”.



Publicado tambien en

    Leave Your Comment Here