así será la publicidad en la realidad virtual


PuroMarketing: Noticias de marketing, publicidad y marcas en Español

Uno de los usos potenciales más prometedores de la realidad virtual para las empresas es la su uso como espacio publicitario. Hasta ahora, y dado que la realidad virtual todavía está en un estado previo a la popularización (aunque la realidad del confinamiento podría acelerar las cosas), todo está en una fase más teórica que real. Para las marcas, la realidad virtual permitirá crear experiencias inmersivas y así lo están ya empleado algunas pioneras. Se puede convertir en una pasarela para crear marketing de contenidos de un modo diferente, para probar productos o para crear acciones de marca mucho más memorables.

En el futuro, sin embargo, cuando la realidad virtual sea más común y popular y cuando los consumidores están empleándola para acceder a muchas más cosas, incluirá anuncios, como hacen otras muchas pasarelas de contenidos y servicios de entretenimiento.

Si contamos con anuncios cuando navegamos por la red o cuando vemos la televisión, es de esperar que también los tengamos cuando accedemos a la realidad virtual. La gran pregunta es la de cómo serán esos anuncios y qué será lo que haga que sean distintos a lo que ya está mostrando el mercado en otras áreas.

Las patentes que las empresas de tecnología están empezando a registrar pueden servir para arrojar luz sobre ese misterio. Por supuesto, las patentes son, simplemente, registros de cosas que son posibles, pero que no necesariamente se tienen que convertir en realidad. Ver en qué se centran los desarrolladores, eso sí, ayuda a perfilar qué interesa realmente.

Anuncios en la zona de sombras

Sony Interactive Entertainment acaba de registrar en Estados Unidos una patente para un formato de publicidad para realidad virtual desarrollado por uno de sus equipos. Los anuncios emplearán la zona ‘menos visible’ de la experiencia. Es decir, no cubrirán los contenidos, pero sí se posicionarán ante el consumidor echando mano de aquellas zonas que ahora mismo están desaprovechadas.

Los anuncios se posicionan para ser vistos usando nuestra visión periférica. Como explican en MeriStation, estarían posicionados en esa zona oscura que se ve al ponerse unas gafas de realidad virtual y que ahora mismo es simplemente un borde desaprovechado.

¿Qué interés tiene poner anuncios en una zona a la que los usuarios prestan poca atención? En realidad, el formato es más complejo. De entrada, situar la publicidad en esa zona hace que sea mucho menos molesta para el usuario y no carga la experiencia. No hay que olvidar que los consumidores están ya muy hartos de los anuncios, especialmente por las malas experiencias que vivieron años atrás con la publicidad online.

Pero, para continuar, el anuncio se adapta a lo que el consumidor hace y se hace más visible en ciertas ocasiones. El formato publicitario es capaz de seguir la mirada del usuario, por lo que si este la dirige a los bordes el anuncio se hace más visible y más claro. Se le hace mucho más evidente y mucho más destacable.

Esta capacidad de seguir la mirada del usuario abre, además, otras muchas posibilidades. Por ejemplo, la publicidad podría cambiar ajustándose a aquello a lo que estemos prestando más atención. El formato lee lo que nos interesa y refuerza ese mensaje o lo parecido a ello.



Publicado tambien en

    Leave Your Comment Here