50 emprearios de raza negra demandan a McDonald’s por discriminación 


En medio de las tensiones por temas raciales que se viven en Estados Unidos, poco más de medio centenar de antiguos franquiciados de McDonald’s presentaron una demanda colectiva encontró de la cadena de restaurantes fast food, bajo el argumento que la multinacional los habría discriminado por su color de piel.

A decir de los presuntos afectados, la compañía no les habría ofrecido las mismas oportunidades que al resto de los concesionarios, lo que de manera directa perjudicó sus posibilidades de hacer negocio.

La denuncia fue presentada el lunes por noche a un tribunal bedel del estado de Illinois, en donde el documento presentado alega que McDonald’s habría ubicado las sucursales de estos empresarios (todos de raza negra) a barrios considerados como pobres, mismos que tienen menores ventas y mayores gastos en términos de seguridad y seguros.

A decir del texto presentado al tribunal, los negocios de los 52 demandase habrían facturado en promedio dos millones de dólares al año, cifra que está al menos 700 mil dólares por debajo del promedio nacional de las franquicias de McDonald’s entre 2011 y 2016.

Con estos números de contexto, los denunciantes alegan que la ubicación de sus restaurantes y las condiciones no parejas fueron la causa de que en los últimos cuatro años muchos de ellos perdieran sus negocios, por lo que ahora exigen compensaciones de entre 4 y 5 millones de dólares por restaurantes por estos supuestos daños.

Es importante mencionar que en conjunto, los 52 franquiciados operaban más de 200 establecimientos.

Dentro de la demanda, también se argumenta que el número de franquicias de MacDonald’s operadas por empresarios negros disminuyó este año para ubicarse en apenas 186, cifra que dista mucho del máximo al respecto alcanzado durante 1998, cuando el número llegó a 377. Según los demandantes, esto es resultados de prácticas discriminatorias.

De manera puntual, en el documento presentado al tribunal que ha sido retomado por muchos medios estadounidenses se lee: “McDonald’s privó de forma intencional y encubierta a los demandantes de los mismos derechos que disfrutaban sus franquiciados blancos”.

La marca ha respondido a estas acusaciones negadoras de manera tajante al tiempo que ha expresado que “los hechos mostrarán” su compromiso con la “diversidad y la igualdad de oportunidades”.

Para la marca, esta acusación llega en un momento complejo, en donde en más de una ocasión las marcas han sido evaluadas por el consumidor en función de sus iniciativas y valores relacionados con la inclusión.

Asuntos como el feminismo, racismo y bienestar, generarán opiniones encontradas de la misma manera que desde ya lo hacen aspectos tan arraigados como la religión o la política. Construir marcas que aporten al bienestar del público meta y comunicar este valor será tan complejo como necesario.

Recordemos los hallazgos de un reciente estudio firmado por 4A los cuales indican que el 67 por ciento de los responsables de mercadotecnia creen que los valores cambiantes están haciendo que las marcas se interesen más por la responsabilidad corporativa y el marketing basado en valores, al tiempo que los consumidores afirman que ven con buenos ojos a aquellas marcas que toman una postura positiva ante temas como la lucha contra el racismo, la inclusión o la igualdad.



Publicado tambien en

    Leave Your Comment Here